Pages

Wednesday, August 10, 2016

Transportistas del centro de la Isla exigen fin de excesivos controles

Transportistas del centro de la Isla exigen fin de excesivos controles
ZUNILDA MATA, La Habana | Agosto 09, 2016

La ruta de camiones privados que cubre el tramo entre Sancti Spíritus y
Santa Clara se mantuvo fuera de servicio durante el fin de semana y el
lunes en respuesta a nuevas exigencias de las autoridades. Desde hace
varios días, en los puntos de control a lo largo de la carretera se pide
a los conductores mostrar la factura por la compra de combustible en los
servicentros estatales, una medida que busca disuadir a los consumidores
de recurrir al mercado ilegal de hidrocarburos, precisó a este diario el
colaborador de 14ymedio , José Gabriel Barrenechea.

Hasta el mediodía del lunes no había pasado "ni un solo camión" de los
que habitualmente cubren la ruta que incluye también el traslado a
pueblos intermedios como Placetas y Cabaiguán, una decisión que tomaron
en conjunto los conductores particulares de ambas provincias en protesta
ante el aumento de los controles por parte de la policía.

Estos medios de transporte son muy populares en la zona y mueven a miles
de pasajeros cada día en antiguos camiones de carga reacondicionados
para el traslado de personas. La situación se agravó este fin de semana
con la celebración de los carnavales en Santa Clara, que aumentaron
significativamente el número de viajeros en la región.

La aglomeración de personas en la terminal de Sancti Spíritus era enorme
este lunes en torno al mediodía. Los camioneros, que se negaban a
brindar sus servicios, explicaron que el pasado viernes un grupo de
trasportistas particulares fue detenido en la delegación provincial del
Ministerio del Interior.

Los arrestos se derivaron de varios operativos en los puntos de control
de las vías que conectan a Santa Clara con Sancti Spíritus en los que se
exigía a los transportistas mostrar pruebas de haber adquirido el
combustible de su vehículo a través de la red de gasolineras estatales
de la cadena Cupet.

Ubaldo, de 53 años, uno de los choferes que hace la ruta y que se negó a
trabajar en los últimos tres días, comentó a este diario que el negocio
no alcanza para comprar combustible en Cupet, porque el litro está casi
a 30 pesos cubanos, mientras que de manera ilegal se puede conseguir por
la mitad. "Nadie ha querido coger carretera porque los impuestos siguen
igualitos y nosotros no hacemos beneficencia", sostiene.

La mayor parte del petróleo que se comercializa en el mercado informal
proviene de empresas estatales, que en los últimos meses han
experimentado hasta un 30 % de recortes en el combustible que se les
asigna debido a la tensa situación económica que atraviesa el país.

Ante la aglomeración de pasajeros en las terminales interprovinciales y
varios puntos entre Villa Clara y Sancti Spíritus las autoridades
locales cedieron a las presiones después del mediodía de este lunes y
llamaron uno por uno a los camioneros para pedirles que hicieran el
viaje y garantizarles que nadie les pediría el comprobante de pago.

Algunos de los cuentapropistas tomaron esta decisión como una pequeña
victoria y regresaron al trabajo la tarde del lunes, pero otros, más
desconfiados, han preferido esperar para comprobar que la medida ha
quedado sin efecto. "No quiero perder dinero ni tampoco mi licencia",
explica a este diario Raymundo, dueño de un camión Ford que hace con
regularidad el viaje desde la cabecera villaclareña a Trinidad.

Las ómnibus estatales de la región no dan abasto para satisfacer la
demanda del flujo interprovincial. De la terminal de ómnibus en Sancti
Spíritus parten los vehículos en cinco horarios cada día a las 5, 6, 7 y
10 de la mañana y a las 2 de la tarde rumbo a Santa Clara pero sufren
frecuentes fallos y desperfectos técnicos

Los directivos y especialistas del transporte en la zona estudian "fijar
un tope" a los precios del transporte privado, tal y como se hizo en la
capital, según declararon a este diario fuentes del gobierno provincial
de Villa Clara. Las autoridades esperan contrarrestar el alza de las
tarifas también con la llegada al territorio de un nuevo parque de
ómnibus de la marca Diana , ensamblados en la Isla.

En La Habana el panorama no es muy diferente. Clientes desesperados que
se aglomeran en las esquinas para subirse a un taxi colectivo y
trabajadores que necesitan más de tres horas para llegar a su casa
después del horario laboral son escenas que se repiten por todos lados.
La imposición de precios topados para los almendrones ha contribuido a
acrecentar la crisis del transporte, que dificulta el día a día en la
capital cubana.

Los clientes viven esta situación como una prueba de fuerza entre el
Gobierno y los transportistas por cuenta propia, un enfrentamiento donde
los privados buscan saltarse las restricciones tarifarias y las
autoridades intentan controlar el alza de los precios que había
experimentado el sector desde mediados del mes de junio.

La escasez de combustible en los puntos de venta regulados por el Estado
contribuye al problema. De las cinco gasolineras del Vedado que 14ymedio
visitó este domingo, solo una, en la calle 25 con Avenida de los
Presidentes, brindaba servicio de venta. El Tángana, situado en la
esquina de Malecón y Línea, la gasolinera de la calle 17 y L junto a la
de Línea y calle D permanecían cerradas por falta de suministro.

Un artículo publicado el pasado jueves por el diario oficialista Granma
reconoce la disminución del número de autos privados que hacen la mayor
parte de las rutas de transportación dentro de la capital como respuesta
de los conductores ante el congelamiento de sus tarifas desde el 14 de
julio pasado y a partir de una decisión del Consejo de Administración
Provincial (CAP) de La Habana.

Con la entrada en vigor del acuerdo 185, a través del cual se estableció
que los transportistas por cuenta propia no pueden subir el valor del
pasaje y solo se aceptan los precios que se cobraban antes del 1 de
julio, los conductores han optado por fragmentar las rutas o disminuir
significativamente sus días de trabajo, según reconoció el órgano
oficial del Partido Comunista.

"Antes necesitaba un solo carro para llegar hasta mi casa en Santiago de
las Vegas", comenta a este diario una clienta. "Ahora tengo que tomar
dos máquinas, una desde aquí hasta la Ciudad Deportiva y otra hasta el
final, por lo que el viaje me sale en el doble de precio", lamenta la
mujer, que considera que el Gobierno creyó haber encontrado una solución
ante la subida de precios que habían experimentado los pasajes a
consecuencia de una disminución del suministro de petróleo en el mercado
informal. Sin embargo, opina que "lo que ha pasado es que los choferes
han dividido las rutas y nadie los puede obligar a que las hagan completas".

El "Gobierno creyó haber encontrado una solución" ante la subida de
precios que habían experimentado los pasajes, a consecuencia de una
disminución del suministro de petróleo en el mercado informal. Sin
embargo, "lo que ha pasado es que los choferes han dividido las rutas y
nadie los puede obligar a que las hagan completas", explica la irritada
cliente.


De los más de 496.400 personas que en enero de este año ejercían el
trabajo por cuenta propia, al menos 50.482 se dedican al transporte de
carga y pasajeros.

Source: Transportistas del centro de la Isla exigen fin de excesivos
controles -
http://www.14ymedio.com/nacional/cubanos-Cuba-transporte-almendrones-taxis_colectivos-crisis_del_transporte-boteros_0_2050594930.html
Post a Comment