Pages

Monday, May 01, 2017

Ileana Ros-Lehtinen, una vida dedicada al servicio público

Ileana Ros-Lehtinen, una vida dedicada al servicio público
JUNTA EDITORIAL

La congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen siempre se preocupó
—y se sigue preocupando— por todo Miami-Dade, no solo por una carrera
política llena de primicias y por su batalla política contra Fidel y
después contra Raúl Castro.

Es una política local muy importante, que rivaliza en tiempo en el cargo
y en popularidad con figuras legendarias como Dante Fascell y Claude
Pepper, a quien reemplazó en el Congreso.

Ros-Lehtinen, de 64 años de edad, anunció su retiro del Congreso el
sábado pasado. Es una republicana, pero su disposición a cruzar la línea
partidista, y a veces incluso a apartarse de su propio partido en
ciertos temas, le ha ganado el respeto de sus colegas y de sus
electores, independientemente de su filiación política. Es la servidora
pública ejemplar: escucha, es accesible y trata de mejorar la vida de
las personas a las que representa.

Su partida crea una oportunidad política enorme para los demócratas del
Sur de la Florida en el 2018, y deja al representante federal Mario
Diaz-Balart, republicano por Miami, como el único miembro de la poderosa
tríada de políticos –el otro era Lincoln Diaz-Balart–, que se
consideraba un poderoso bastión del exilio cubano de Miami.

Antes de convertirse en la primera representante hispana en el Congreso
federal, fue la primera hispana en la Cámara de Representantes de la
Florida y en el Senado de la Florida.

Su postura anticastrista le dio la entrada en el mundo de la política, y
durante mucho tiempo dedicó sus mayores esfuerzos a esa batalla. Pero
Ros-Lehtinen evolucionó con el panorama político de Miami. Priorizó
también el medio ambiente, la seguridad de Israel y los derechos de las
personas transgénero y los inmigrantes, dos temas que son personales: su
hijo, Rigo, es transgénero, y Ros-Lehtinen se fue de la Cuba castrista
con sus queridos padres, Enrique y Amanda, a los ocho años de edad.

Cuando salió reelecta en noviembre, después de una reñida batalla con el
retador demócrata, Scott Fuhrman, emitió una declaración:

"En el Congreso, seguiré trabajando de una manera bipartidista con el
propósito de lograr un consenso y soluciones que beneficien a nuestra
comunidad. No importa quien sea nuestro nuevo presidente, trabajaré con
esa persona para resolver los problemas de nuestra nación".

Ros-Lehtinen dijo al Herald el domingo que la presidencia de Trump no
tuvo nada que ver con su decisión de retirarse, y afirmó también que no
se retiraba por los cambios en su distrito, muy inclinado ahora hacia el
Partido Demócrata. "En mi mente no hay duda de que no solo ganaría estas
elecciones, sino que ganaría con un porcentaje mayor", aseguró.

El lunes, la congresista dijo que dedicará los 20 meses que le quedan en
el cargo a ayudar a los cubanos varados en otros países y a oponerse a
dictadores en Cuba, Venezuela y otras partes del mundo.

El sábado, horas antes de anunciar su retiro, Ros-Lehtinen transmitió en
Twitter una foto suya jugando con sus nietos, los "electores" sin duda
más queridos.

La congresista ha hecho un gran trabajo, y Miami-Dade la extrañará.

Source: EN NUESTRA OPINIÓN: Ileana Ros-Lehtinen, una vida dedicada al
servicio público | El Nuevo Herald -
http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/en-nuestra-opinion/article147927419.html
Post a Comment