Pages

Wednesday, September 28, 2016

La nada después de la cumbre

La nada después de la cumbre
Al fin sabemos qué es el no alineamiento
Martes, septiembre 27, 2016 | Orlando Freire Santana

LA HABANA, Cuba.- Una de las mayores incógnitas de la política
internacional en la actualidad es el porqué de la existencia del
Movimiento de Países no Alineados. Dicha organización tuvo su razón de
ser durante la etapa de la Guerra Fría, cuando muchas naciones deseaban
mantener una equidistancia con respecto a las superpotencias,
representadas por Estados Unidos y la Unión Soviética.

Pero, una vez desaparecida la Unión Soviética en 1991, y con ella el
bloque de naciones comunistas en Europa oriental, es indudable que el
Movimiento no Alineado ha perdido protagonismo en las relaciones
internacionales. Incluso se nota una merma en la cobertura mediática
que reciben las conferencias de esa organización.

En el caso de Cuba, nunca estuvo clara para muchos observadores la
pertinencia de que la isla formara parte de esa agrupación de naciones.
Porque La Habana, desde los primeros años de la década del 60, mostró
abiertamente su adhesión a Moscú, con lo cual su no alineamiento era un
acto formal.

Esa paradójica situación sobresalió durante la VI Conferencia Cumbre de
los no Alineados, celebrada en la capital cubana en 1979. El año
anterior la Unión Soviética había invadido el territorio de Afganistán.
Pero Fidel Castro, en el contexto de sus intervenciones en aquella cita,
se hizo el de la vista gorda y no condenó la acción del Kremlin, lo que
provocó la decepción de muchas de las naciones que participaban en
aquella conferencia cumbre.

Y ahora, tras varios años de zigzagueo, los no alineados trataron de
revitalizar la agrupación durante su Conferencia Cumbre recién celebrada
en la venezolana Isla Margarita. Allí, entre otras cosas, el gobernante
cubano Raúl Castro nos "ayudó a comprender" el significado actual del no
alineamiento.

En uno de los párrafos de su discurso en el evento, el
General-Presidente expresó que "para Cuba, la no alineación significa la
lucha por modificar radicalmente el Orden Económico Internacional
impuesto por las grandes potencias, que ha conducido a que 360 personas
posean una riqueza anual superior a los ingresos del 45% de la población
mundial".

Lo que no dijo el señor Castro es que muchas de esas personas obtuvieron
esa riqueza como resultado de su talento y dedicación al trabajo.
Además, esas riquezas habrían contribuido a crear fuentes de empleo y
otros aseguramientos vitales en muchas naciones. Muy distinta a otro
tipo de riqueza, que a menudo no aparece en las estadísticas, y que sale
a flote cuando se descubren las cuentas bancarias de gobernantes derrocados.

Mas, caramba, esa aversión contra la riqueza de otros, ¿no será acaso la
génesis de que estén amenazando a cuentapropistas, cooperativistas y
usufructuarios de tierras con que no les permitirán la concentración de
la riqueza…?

Pero ahí no se detuvo el General-Presidente. Al aumentar su definición
argumentó que "la no alineación significa también la lucha por eliminar
las brechas del conocimiento y por el uso de las tecnologías de la
información y las comunicaciones en pro del desarrollo y la cooperación".

Habría que preguntarle al gobernante si la eliminación de las brechas
del conocimiento, y el uso de las tecnologías de la información en pro
del desarrollo y la cooperación se relacionan con el bloqueo que su
gobierno ha implementado contra varias páginas web, cuyo único delito ha
sido contribuir al libre flujo de la información entre los cubanos de la
isla.

Una lástima que los asistentes a Isla Margarita no hayan reparado en ese
bloqueo, y solo la emprendieran contra las sanciones que Estados Unidos
mantiene contra el gobierno cubano.

Source: La nada después de la cumbre | Cubanet -
https://www.cubanet.org/mas-noticias/la-nada-despues-de-la-cumbre/
Post a Comment