Pages

Monday, November 07, 2016

La patria en botella

La patria en botella
JOSÉ HUGO FERNÁNDEZ | Miami | 7 de Noviembre de 2016 - 06:33 CET.

La borrachera revolucionaria de cierta progresía europea va ahora por la
cuenta del ron José Martí. Antes fue el Comandante Fidel. Los dos rones
se están anunciando en internet como descendientes pródigos de la gran
tradición cubana, elaborados con los mejores fermentos de mieles de la
caña de azúcar. Parece una acción de marketing destinada a levantarle el
ánimo (o cualquier otra cosa que necesiten levantar) a los hermanos de
alma del fidelismo internacional.

Lo raro es que nuestros egregios compatriotas de la intelectualidad
adocenada no estén orquestando ya una nueva guerrita de los e-mails
alrededor de este asunto.

Y más en los días que corren, en pleno apogeo de la "Jornada de Debate
por el Deber Patrio y Antimperialista", que es otra de las escaramuzas
que se ha inventado el PCC para fortalecer graciosamente la conciencia
revolucionaria del pueblo, y entre cuyos planes alinea, claro, la
defensa de los símbolos patrios.

Una empresa española, Alregi Productors, de Vilamalla, en Girona,
Cataluña, es la encargada de comercializar el ron José Martí, cuya marca
aparece registrada en el Ministerio de Industria de España —Ministerio
de Industria, Consulta de Expedientes: Modalidad: M Número 2204189(3)
Bis: Tipo: Fecha: 03/11/2016— a nombre de José Martí Palagos, una
curiosa coincidencia en el nombre. Sin embargo, la imagen de la etiqueta
del ron es la del Héroe Nacional de Cuba. Y ahí sí que no caben las
coincidencias.

En el caso del ron Comandante Fidel, que desde hace algún tiempo
distribuyen varias empresas internacionales, como Rones del Mundo,
Bodegas Biosca, Uvinum, Bealshop…, también es envasado por una firma de
Girona, España, ABANESCU, S.L, perteneciente al Grupo Escudero. El ron
es presentado en una amplia variedad de ofertas: desde ron blanco,
refino y superior, hasta añejo dorado. Y todos se comercializan con el
mismo eslogan: "El ron de la Revolución". Por cierto, este sí he tenido
la oportunidad de probarlo, y puedo asegurar que es metralla líquida, a
pesar de que los prospectos sostengan que está hecho con las mejores
mieles de la caña de azúcar y envejecido en barricas de roble blanco,
con todo el vigor, pasión y amor a la patria del espíritu cubano.

Juan Juan Almeida asegura en un artículo que este ron "lo exporta la
empresa cubana TECNOAZUCAR, envasado y etiquetado con la imagen de Fidel
por la firma española ABANESCU S.L., radicada en La Jonquera, Cataluña".
Pero en el catálogo de rones que publica la web de TECNOAZUCAR no
aparece el ron Comandante Fidel. Quedaría la posibilidad de que Cuba
exporte el ron a granel y luego ABANESCU, u otra subsidiaria del Grupo
Escudero, lo envase y etiquete en España. Para confirmarlo traté de
contactar directamente con la oficina de Antonio Escudero, presidente
del Grupo (militante, por cierto, del Partido Socialista de Cataluña,
PSC). Sin embargo, la persona que me atendió fue categórica: "No puedo
darle el teléfono del señor Escudero, sobre este asunto, no". Palabras
textuales.

No obstante, también me comuniqué directamente con ABANESCU S.L., donde
fui atendido por una señora llamada Bárbara, quien me dijo que esa
información (la que relaciona a TECNOAZUCAR con su empresa) no podía
brindármela.

Evasivas y especulaciones al margen, lo que parece evidente es que
ahora, para colmo, hay quienes se muestran interesados en vender la
patria en botella. Sin embargo, los egregios patriotas de nuestra
intelectualidad adocenada, que siempre reaccionan tan quisquillosamente
ante heterodoxias tales, ni siquiera han puesto en órbita sus rebeldes
e-mails para exigir respeto a la memoria de dos sentenciosas preguntas
lanzadas por Fidel Castro en un discurso del 4 de diciembre de 2002, en
la Escuela Latinoamericana de Medicina, en La Habana: "¿Cuánto daño
puede causar el ron a cualquier sociedad?" "¿Cuántas muertes por
irresponsabilidad en accidentes debido a bebidas alcohólicas?".

Source: La patria en botella | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1478204430_26469.html
Post a Comment