Pages

Thursday, May 04, 2017

El secuestro de caballos, un lucrativo delito que azota a los campesinos holguineros

El secuestro de caballos, un lucrativo delito que azota a los campesinos
holguineros
ELIECER PALMA PUPO | San Germán | 4 de Mayo de 2017 - 09:21 CEST.

Desde hace varios años, campesinos de San Germán, Holguín, se quejan de
delincuentes que roban sus caballos para exigirles rescates. Algunos
han sido víctimas de esos delitos en múltiples ocasiones y han perdido
miles de pesos para recuperar sus animales.

Mientras la Policía no parece ocuparse del problema, el "negocio" de los
ladrones se consolida.

"En enero de este año me robaron mi caballo, que está valorado en 7.000
pesos (moneda nacional)", cuenta Ramón Domínguez Rodríguez. "No sé cómo
ni de qué se valieron para sacarlo de la corraleta, que está hecha de
tuberías y cabillas de una pulgada y tiene un candado que le pongo todos
los días. Lo peor es que tuve que dar 2.000 pesos para recuperarlo".

"He sido víctima en 22 ocasiones", asegura por su parte Manuel Domínguez
González, de 67 años de edad y con limitaciones visuales. "La primera
vez me robaron un caballo y tres yuntas de bueyes. No pude salvar a las
reses. Tuve que dar 2.000 pesos para tener de vuelta mi caballo. Un
joven de unos 30 años a quien le dicen Tinti fue quien me prometió que
lo traería, y cumplió".

"Solo habían pasado 18 días y me volvieron a robar el mismo caballo con
una volanta", continua Domínguez González. "Y qué coincidencia que el
propio Tinti vino a mi casa y me dejó un papel enganchado en la portería
que decía: 'Si no entregas el dinero hoy, tú caballo se va del aire'".

"Cogí valor y fui para la estación policial. Entregué el papel, pero el
muchacho fue preso por otro caso, no por el mío; o sea, que no denuncio
más. Ahora me vi obligado a poner la corraleta pegada a mi casa, aunque
me asfixie junto a mi esposa, pues ya supe que el joven está al salir de
la cárcel", agrega.

"Pero no solo ha sido conmigo, también a mi nieto, Geramil Pérez
Domínguez, le robaron un potro nuevo que yo le regalé y le pidieron
1.500 pesos que tuve que sacar de mi bolsillo para no perder los 5.000
en los que estaba valorado".

Un joven campesino del barrio Los Quintos asegura que los ladrones le
robaron cuatro caballos.

"Tuve que moverme rápido", explica entre lamentos y pide no ser
identificado. "Por suerte, siempre aparece el intermediario a decir lo
que piden los ladrones".

"Me exigían 13.000 pesos. Les pedí que bajaran algo y finalmente me lo
dejaron en 11.000", añade.

"Nadie sabe lo que uno tiene que hacer. Hasta una puerca paridora vendí.
Pero ya tengo mis animales sanos y salvos; tienen un valor total de
36.000 pesos", comenta. "Tampoco puedo ir a la Policía y denunciarlos
porque, en primer lugar, no conozco a los asaltantes y, en segundo, los
propios oficiales te dicen: 'Dales lo que te piden y recuperas lo tuyo'.
Y, lo peor, si los malhechores se enteran de que fuiste a la estación
policial, matan al animal y venden la carne".

Ramón Domínguez afirma que la noche en que le robaron su esposa estaba
despierta, pero como los ladrones llegan dispuestos a todo prefirió no
levantarse. Recordó un caso del barrio La Alegría, donde los
delincuentes, al no poder robar el animal, lo sacrificaron dentro de la
corraleta.

Algo así le pasó a Elcio Batista, quien perdió dos caballos y desde
entonces duerme con las ventanas abiertas y vigilante.

Los entrevistados coinciden en que en el caso del ganado vacuno es
difícil recuperar los animales. Los delincuentes obtienen más ganancias
sacrificando las reses y vendiendo la carne ilegalmente a un precio de
entre 15 y 20 pesos la libra en zonas rurales y a entre 30 y 35 pesos en
las ciudades.

Source: El secuestro de caballos, un lucrativo delito que azota a los
campesinos holguineros | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1493834302_30842.html
Post a Comment