Pages

Tuesday, April 11, 2017

Panamá da un permiso provisional de residencia a los cubanos registrados con Cáritas

Panamá da un permiso provisional de residencia a los cubanos registrados
con Cáritas
"El invierno ya está llegando, ¿en dónde va a vivir esta gente?", se
preguntó el presidente Juan Carlos Varela
MARIO J. PENTÓN , Miami | Abril 10, 2017

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, anunció este lunes que los
migrantes cubanos que se quedaron varados tras el fin de la política
pies secos/pies mojados podrán permanecer temporalmente en el país en
"albergues con condiciones dignas".

"El invierno ya está llegando, ¿en dónde va a vivir esta gente?", se
preguntó Varela en una rueda de prensa.

"Si la Iglesia los va a tener en Cáritas que los tenga en un albergue
con capacidades permanentes y no en carpas en el jardín", agregó.

Desde que en enero el presidente de EE UU, Barack Obama, eliminó la
política pies secos/pies mojados que permitía la regularización de los
migrantes indocumentados cubanos que alcanzaban la frontera
estadounidense, cientos de ellos quedaron varados por el camino, en
distintas partes de Centroamérica y México.

Cáritas Panamá, una organización vinculada con la Iglesia Católica,
decidió responder a la crisis humanitaria de centenares de isleños
dándoles refugio en sus instalaciones. Casi 300 cubanos permanecen en
esos espacios a la espera de que se regularice su situación migratoria o
puedan continuar su camino hacia Estados Unidos.

"Si van a permanecer en el país deben estar en albergues que tengan las
condiciones básicas para que puedan vivir en una forma digna", aseguró
el Presidente, quien además respaldó el gesto caritativo de la Iglesia
Católica.

"Es un acto humanitario que yo respeto, valoro y respaldo", expresó.

Varela también anunció una reunión con autoridades eclesiásticas que
tendrá lugar este martes, para coordinar el apoyo a los migrantes cubanos.

El diácono Víctor Luis Berrío, director de Cáritas y defensor a ultranza
de los derechos del inmigrante, dijo sentirse aliviado con la decisión
del presidente panameño.

"Es una victoria. Valió la pena luchar hasta el final", dijo emocionado
vía telefónica a 14ymedio.

Para Pedro Pelegrín,un joven migrante originario del municipio cubano de
Ciego de Ávila que lleva meses en Cáritas, las declaraciones del
presidente son "un alivio en medio de tanta tragedia".

Pelegrín, de 29 años, está preocupado por el inicio de la temporada de
lluvias y considera crucial el apoyo recibido por parte de la Iglesia
panameña.

"Nos mantenemos con mucha fe, creemos que alguna solución a nuestro caso
llegará", dice esperanzado.

Berrío ha defendido a los cubanos desde hace meses y se enfrentó a las
autoridades migratorias que exigen el cumplimiento de la ley.

En declaraciones a 14ymedio, el director general de Migración Panamá,
Javier Carrillo, dijo que tras la firma del convenio migratorio con La
Habana, el pasado 2 de marzo, han deportado a 47 cubanos.

"Hemos ido deportando poco a poco a estos inmigrantes. Ellos están
ilegales en el país y hay que aplicar la ley", dijo Carrillo.

El diácono Berrío, por el contrario, opina que hay que entender "lo que
han sufrido" los migrantes.

"Tenemos que escuchar las palabras del papa Francisco y ante todo saber
acoger al migrante, al que más sufre. Ese es el mensaje cristiano y de
la Iglesia", argumentó.

Sin embargo, criticó que el día de ayer los migrantes no pudieran
participar en las celebraciones del Domingo de Ramos con las que los
cristianos comienzan las celebraciones de Semana Santa.

"Fueron invitados a ir en procesión a la Iglesia Sagrado Corazón que
está a unos 200 metros de Cáritas, y cuando llegó la procesión con el
sacerdote llegaron más policías de los presentes y no les permitieron
asistir a la procesión ni ir a la misa en la iglesia", dijo.

Berrío también se mostró preocupado por la suerte de decenas de cubanos
que se encontraban retenidos en Lajas Blancas y que posteriormente
recibieron permiso para cruzar el territorio panameño, pero fueron
devueltos por Costa Rica cuando intentaban seguir su camino hacia México.

"La policía tica (de Costa Rica) los devolvió y ahora están escondidos
como ratas para que no los deporten a Cuba. Tienen miedo", explicó el
religioso.

Al ser cuestionado por estos cubanos, el presidente de la República dijo
que los cubanos que salieron a la frontera de Costa Rica fue porque "lo
pidieron".

La semana pasada 71 cubanos que se encontraban en campamentos
improvisados, en la zona oriental del país, llevaron a cabo una huelga
de hambre para que se les permitiese continuar su camino hacia Estados
Unidos.

El ejecutivo ordenó que les permitieran continuar pero según los
migrantes fueron "engañados" y dejados a su suerte en Paso Canoas, una
localidad fronteriza con Costa Rica.

Por su parte, el Gobierno costarricense ha dejado claro que no aceptará
emigrantes indocumentados y envió a los 71 migrantes de vuelta a Panamá.

En 2015 la Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica registró
el ingreso de 18.000 cubanos indocumentados.

Al año siguiente, la crisis de más de 8.000 cubanos varados en ese país
hizo que el Gobierno cerrara su frontera a los migrantes que utilizan su
territorio como vía de tránsito hacia Estados Unidos.

En estos momentos Costa Rica está estudiando la posibilidad de reactivar
las deportaciones de cubanos hacia su país de origen, suspendidas desde
2016 como consecuencia de un fallo de la Sala Constitucional.

Source: Panamá da un permiso provisional de residencia a los cubanos
registrados con Cáritas -
http://www.14ymedio.com/internacional/Gobierno-panameno-varados-permanecer-condiciones-cubanos-crisis_migratoria-Cuba-varados_0_2196980292.html
Post a Comment