Pages

Thursday, April 13, 2017

La Policía cierra vallas de gallos en La Habana, Mayabeque, Artemisa y Pinar del Río

La Policía cierra vallas de gallos en La Habana, Mayabeque, Artemisa y
Pinar del Río
JORGE ENRIQUE RODRÍGUEZ | La Habana | 13 de Abril de 2017 - 23:55 CEST.

Varios operativos policiales habrían forzado el cierre de vallas
clandestinas para peleas de gallos en La Habana, Mayabeque, Artemisa y
Pinar del Río, confirmaron fuentes de la Policía Nacional Revolucionaria
(PNR) y afectados.

"Desde mediados de marzo se desactivaron más de una docena de vallas
ilegales en el occidente del país. Como primera medida se aplicaron
multas y actas de advertencia a los organizadores", informaron las
fuentes policiales, que pidieron no ser identificadas y no descartaron
represalias más fuertes para "reincidentes".

Según las versiones recogidas, los operativos se realizaron antes de que
las vallas abrieran los fines de semana. Los responsables fueron
conminados a desmantelarlas.

"Lo próximo será una arremetida contra los galleros, aunque no existe
ninguna ley o decreto que prohíba o penalice la crianza de gallos
finos", vaticinó Alonso Arias, con 30 años de experiencia como criador.

"No importa que no te cojan en una valla clandestina, basta que alguien
dé un chivatazo para que se te cuelen en la finca, te acusen de
cualquier cosa y te decomisen desde los animales hasta el pienso, las
medicinas y las pesas", añadió.

Aunque existen vallas estatales en 13 provincias de la Isla —todas
controladas por la Empresa Nacional de Flora y Fauna—, las clandestinas
tienen "el atractivo de las apuestas que, en definitiva, son la razón de
su existencia", dijo Nacho Gómez, asiduo a la valla de Río Cristal, una
de las clausuradas por los operativos. "Ahora se me acabó la diversión
de los domingos" dijo.

"Tengo amistades en la Policía que me dijeron que había información
sobre venta de drogas en las vallas clandestinas", añadió Gómez. "Eso es
mentira, los dueños de vallas saben que sería un suicidio permitirlo y
aquí las reglas son claras al respecto", aseguró molesto.

Para Lorenzo Céspedes, apostador de una valla en Los Palacios, Pinar del
Río, se trata de "una justificación mezquina. Lo que en realidad buscan
es hacerse con el control de todo", especuló.

"Les sirve cualquier excusa para adueñarse de todo y que no te puedas
conseguir un dinero extra. En este país todo es ilícito, todo lo
interviene y lo monopoliza el Estado. Las cosas hay que hacerlas como
dicen ellos y cuando quieran ellos. Solo hay una droga en las vallas
clandestinas: las apuestas", fustigó Céspedes.

Javier Pomares, sociólogo vinculado a una entidad estatal de estudios
sobre la fauna, fue más optimista y opinó que "el Estado cubano busca
también, a través de estas acciones, la protección de los animales".

"Los criadores particulares de gallos finos no cumplen, en su mayoría,
con los estándares de las organizaciones internacionales de protección
de animales. Como el Código Penal no incluye ningún castigo contra
individuos que organizan o financian peleas de animales, el Estado apela
a delitos como el juego ilegal para desactivar estas redes", justificó.

El Código Penal prevé sanciones de entre uno y ocho años de privación de
libertad para el "banquero, colector, apuntador o promotor de juegos
ilícitos".

En una visita a la valla estatal Alcona S.A., ubicada en la barriada de
Managua, Arroyo Naranjo, y a la valla clandestina en la zona de Camacho,
se pudo constatar que en ambas se incumplen y se violan estándares de
protección de los animales.

"El Estado debería otorgar licencias a los galleros y legalizar tanto
las vallas como las apuestas y verás cómo se acaba toda esta polémica",
sugirió Marcos Raúl, uno de los organizadores de la valla del Cocal,
también cerrada por el operativo. "Todos saldríamos ganando si se
regulan estas actividades".

Lázaro Pérez, criador de gallos en la provincia Mayabeque, señaló que
"el proceso para ser miembro de una valla estatal como Alcona no es
simple, no basta tu voluntad o talento como gallero; tienes que tener
allí una 'palanca'".

Lino Nápoles coincidió en que el temor general es que "la Policía vaya a
por los galleros y les decomise los animales".

"Los operativos contra las vallas clandestinas son por temporadas, se
cierran unas por aquí y se abren otras por allá, pero acusarlas de que
permiten ventas de drogas es un golpe bajísimo", concluyó.

Source: La Policía cierra vallas de gallos en La Habana, Mayabeque,
Artemisa y Pinar del Río | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1492120531_30379.html
Post a Comment