Pages

Wednesday, March 15, 2017

El Talibán ha vuelto

El Talibán ha vuelto
El castrismo, en su nuevo proceso de atrincheramiento, ha rescatado a
Hassan Pérez Casabona
Miércoles, marzo 15, 2017 | Luis Cino Álvarez

LA HABANA, Cuba.- A inicios de la pasada década, cuando por cualquier
motivo Fidel Castro convocaba una marcha del pueblo combatiente y
multitudes que parecían traídas desde Pyongyang coreaban lemas y
agitaban banderitas de papel en las tribunas abiertas, descollaba por su
verborrea impetuosa un joven llamado Hassan Pérez Casabona.

Gesticulante como un derviche, con el pelo cortado a lo cepillo,
pantalón de camuflaje y unas enormes botas militares rusas que parecían
idóneas para patear a cualquier discrepante, Hassan Pérez, que por
entonces era el segundo secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas
(UJC), era el más talibán de los talibanes de la llamada Batalla de
Ideas, la particular versión de Fidel Castro de la revolución cultural
de Mao. En ella, jóvenes como el belicoso Hassan, adoctrinados hasta el
tuétano y supuestamente inmunes a la corrupción, estaban llamados a
desempeñar el papel de los guardias rojos.

Hassan Pérez, que improvisaba sus teques de barricada ñángara con la
soltura de un Cándido Fabré, parecía no tener freno. Nada contenía su
facundia pendenciera e intolerante. Cuando en 2002, en el Aula Magna de
la Universidad de La Habana el expresidente norteamericano James Carter
se refirió al Proyecto Varela, presto y agresivo Hassan Pérez pidió la
palabra para refutarlo, en presencia del Máximo Líder, que lo observaba
complacido, pero presto a pararle la jaca si de tan apasionado se
extralimitaba.

Con el retiro por enfermedad de Fidel Castro, en julio de 2006, la
Batalla de Ideas se fue apagando, y los talibanes, que con sus
majaderías supra-institucionales representaban un estorbo para la
sucesión y el reacomodo raulista, fueron sacados de la escena.

En el año 2008, en una reunión extraordinaria, el Buró Nacional de la
Juventud Comunista acordó vincular laboralmente a Hassan Pérez y
enviarlo como profesor de una institución universitaria de las Fuerzas
Armadas Revolucionarias. A pesar de que hicieron un reconocimiento a su
labor como dirigente juvenil, primero de la Federación de Estudiantes de
la Enseñanza Media (FEEM) y luego de la Federación Estudiantil
Universitaria (FEU) y la Juventud Comunista, aquello fue interpretado
como que lo habían tronado. Máxime que poco antes, en el Quinto Congreso
de la UJC, no había resultado electo, como se esperaba, primer
secretario de la organización.

Hassan Pérez no pasó el truene en pijama, sino de completo uniforme
militar —lo que debe haber sido de su agrado, en vista de su afición por
el atuendo castrense— con grado de teniente, en las aulas del Instituto
Técnico Militar (ITM), impartiendo clases de historia.

Durante casi once años no se volvió a hablar de Hassan Pérez. Solo se
vio en la TV, adusto y de uniforme, en su silla de diputado, durante
alguna reunión de la Asamblea Nacional del Poder Popular donde votó
unánimemente a favor de cuanto le pusieron delante.

Pero he aquí que el atrincheramiento de la ortodoxia inmovilista está
generando un reflujo neo-estalinista que ha vuelto a sacar a flote a
Hassan Pérez. Ahora es profesor auxiliar del Centro de Estudios
Hemisféricos y de los Estados Unidos de la Universidad de La Habana y
aparecen extensos y farragosos artículos suyos en la prensa oficial.

Parece que los bonzos castristas no tienen muchas mejores opciones para
escoger cuando han tenido que desempolvar y volverle a echar mano al
fastidioso Hassan Pérez. En definitiva, si se trata de ponerse
intolerante y asustar con el discurso a las ovejas que quieren
descarriarse, el muchacho cumple bien el cometido. Y en los años que
pasó de penitencia profesoral se supone haya superado la inmadurez que
antes le reprochaban.

luicino2012@gmail.com

Source: El Talibán ha vuelto CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/destacados/el-taliban-ha-vuelto/
Post a Comment