Pages

Wednesday, November 23, 2016

Retos y zancadillas para el periodismo libre

Retos y zancadillas para el periodismo libre
22 noviembre, 2016 10:04 pm por Juan Gonzalez Febles

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) Últimamente, financistas desde
despachos climatizados y desde todo el confort a que se han hecho
acreedores, exigen a periodistas independientes asentados en Cuba que
impriman resúmenes semanales, quincenales, etc., de su actividad
profesional.

Por supuesto, tal exigencia viene desde espacios geográficos distantes
del precario escenario nacional. Se trata de ignorantes de algo afirmado
en la existencia de cada disidente, opositor, periodista o discrepante
con el régimen militar castrista residente en Cuba. Se trata, entre
otras cosas, de que Cuba adentro exista un delito enunciado como
"elaboración y distribución de propaganda enemiga". Este supuesto delito
de existencia muy real, está penado con privación de libertad. Es la
figura de delito que posibilita razzias y todo tipo de persecuciones
agravadas.

Esta exigencia no alcanza a los elegidos del momento. Los nuevos y
jóvenes periodistas independientes, objetos del elogio de los Londoño y
los Lauría y el resto de esa troupé mediática de la izquierda liberal,
los medios en que divulgan su labor y todos los incluidos en tan nueva y
prestigiosa hornada, no están sujetos a esta demanda y reciben becas y
otros emolumentos sin haber hecho cosa alguna por merecerlos, sino solo
por existir.

La nueva tendencia es el producto de la creatividad de personas que
nunca han viajado en carros patrulleros de la llamada Policía Nacional
Revolucionaria (PNR) o de la policía Seguridad del Estado (DSE).
Personas que desde el confort de sus atmósferas climatizadas nunca han
sufrido el roce de esposas metálicas o plásticas en sus muñecas.

Algunos opinan desde acá que se trata de eliminar a los que resultan
molestos y una forma perfecta para lograr estos fines es marcarlos al
ponerles a imprimir y distribuir materiales. Resulta curioso como en los
países de origen de tales financistas, ningún periodista en ninguno de
los medios libres en que trabajan, baja a los talleres de impresión a
imprimir sus materiales y ni los vocean ni venden en las calles. Esto
queda reservado a los periodistas independientes cubanos. A quienes
resulte necesario marcar y hacerles aún más visibles a los represores
asalariados de la policía Seguridad del Estado (DSE). Esto allanará sin
dudas el tránsito a la nueva prensa independiente, que no es anti
castrista y que pronto no tendrá figuras alternativas con quién competir
o establecer comparaciones.

Aunque resulte prematuro establecer afirmaciones, por acá hay quien
opina que quizás todo sea en convivencia y acuerdo secreto con el
régimen y sus represores asalariados, pero esto no está demostrado.

El esquema resulta tan novedoso y tan osado como para que sea ensayado
en otros escenarios. Quizás personalidades señeras en la lucha pro
democrática fuera de Cuba, sean obligadas a ceder espacios a nuevas
figuras emergentes recién llegadas a los escenarios internacionales y
con un historial fabricado en el mismo estilo ya conocido.

El periodismo independiente cubano se mueve entre retos y además
zancadillas. God bless America! Y además al resto del mundo, a Cuba y a
su prensa nacional independiente. ¡Que así sea!
j.gonzalez.febles@gmail.com; Juan González

Source: Retos y zancadillas para el periodismo libre | Primavera Digital
-
http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/retos-y-zancadillas-para-el-periodismo-libre/
Post a Comment