Pages

Tuesday, November 01, 2016

Qué cosa fuera la masa sin internet

Qué cosa fuera la masa sin internet
BORIS GONZÁLEZ ARENAS | La Habana | 1 de Noviembre de 2016 - 10:22 CET.

El pasado lunes 17 de octubre de 2016, Josefina Vidal, una de las
principales funcionarias cubanas en el proceso de diálogo con EEUU, se
presentó en la Universidad de La Habana en un encuentro público con los
estudiantes. Vidal debía hablar sobre el embargo estadounidense a la
Isla y disipar las esperanza de mejoría para Cuba como consecuencia de
unas negociaciones en las que, contradictoriamente, ella ha estado entre
las principales gestoras.

Para conseguir una movilización significativa, el Estado cubano dispuso
que en la plaza donde la funcionaria intervendría se pudiera acceder a
internet vía WiFi y de modo gratuito. Jóvenes de diversos centros de
enseñanza superior, media y técnica, se comunicaron por sms para
anunciar la novedad de una conexión no bloqueada por su alto precio. En
un país en el que el salario mínimo ronda los diez dólares, una hora de
internet cuesta dos dólares, un quinto del monto mensual. La intención
gubernamental estaba clara: miles de jóvenes asistirían a la plaza
universitaria con la conexión como propósito y el speech de la Vidal
como valor añadido.

Para implementarlo, fueron llevados dos camiones que, una vez que
terminó la funcionaria, se retiraron como parte de su corte.

A Yuniel Labacena Romero, el redactor oficial de noticias que en
Juventud Rebelde describiría la jornada, esto no le importaba. Le
bastaban, para hacer su trabajo, algunas fotos de jóvenes mirando sus
móviles, y otra con Jofefina Vidal sentada en un taburete ataviada con
un modesto pulóver que contrasta con la elegante indumentaria que exhibe
en las reuniones intergubernamentales.

Los espectáculos masivos son para el castrismo una necesidad. Los
poderes totalitarios todos, lideraron primero marchas y luego gobiernos.
El desprecio de la norma, el culto al frenesí y la hostilidad hacia el
diálogo, se naturalizan en la vida cotidiana luego de haberlos
experimentado en la gresca.

Pero el temperamento humano necesita reposo y este convoca nuevamente a
la sensatez y el tino. Para el poder exaltado en la multitud, ambos son
estados peligrosos. Desaparecidas las fuentes de la movilización, el
gobierno totalitario necesita un mecanismo para crearlas. Las guerras
son ocasiones formidables, el cénit de los totalitarismos estuvo siempre
vinculado a conflagraciones. En tiempos de paz, sin embargo, es
necesario idear otros procedimientos, aunque sus motivaciones sean menos
extraordinarias y el resultado menos efectivo.

Fechas luctuosas, victorias deportivas, votaciones favorables, forman
parte de las herramientas movilizadoras del castrismo que puso a prueba
una nueva en aquel evento: la conexión libre a internet.

"Cuando pica un avispero" es el título del artículo publicado por
Juventud Rebelde para describir el acto universitario. El autor semejó
la actividad a una masa de insectos que puede ser muy peligrosa cuando
ataca de conjunto. Asegura además que por allí merodeaba, supongo que a
modo de abejorro, Susely Morfa González, primera secretaria de la Unión
de Jóvenes Comunistas (UJC), más conocida por un video que se hizo viral
durante la pasada Cumbre de las Américas de Panamá, en el que aseguraba,
frenética, que había ido a aquel país con sus ahorros.

Días atrás una amiga me informaba que de los 50 graduados de Economía
del aula de su hija en junio de 2015, quedaban en Cuba solo 13. Su hija
lo sabe porque está en España, donde sin dudas se conecta a internet sin
obstáculo alguno como para rastrear el movimiento transnacional de sus
compañeros. El mismo que probablemente rastreaban los que asistieron a
la plaza universitaria, preparando la rampa de lanzamiento que deberá
llevarlos a cualquier parte una vez graduados. Estas avispas, sin dudas,
están más preocupadas en volar que en picar.

Es una gran pena, porque en condiciones normales nuestros graduados
universitarios serían imprescindibles al país. Pero el castrismo sigue
levantando entre ellos y el futuro un muro infranqueable.

Source: Qué cosa fuera la masa sin internet | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1477961350_26394.html
Post a Comment