Pages

Wednesday, November 09, 2016

La meta final, llegar como sea a EEU

La meta final, llegar como sea a EEU
08 de noviembre de 2016 - 21:11 - Por IVÁN GARCÍA

A pesar de que en la isla no ha habido una guerra civil y tampoco han
ocurrido desastres de gran magnitud, la inmigración masiva es un
verdadero drama

LA HABANA.- Yoandry, 29 años, juró que en 2016 iba a emigrar de Cuba. No
tenía un plan definido. La mejor estrategia era no poner todos los
huevos en la misma cesta.

El año pasado envió un formulario para participar en la lotería mundial
que cada año ofrece el gobierno de Estados Unidos. "Tener una visa
americana es como sacarse un parlé en la bolita. Pero al final opté por
otras vías", comentó Álvarez a la salida de una oficina de reservación
de boletos aéreos.

Yoandry y su esposa descartaron la vía marítima. Cruzar el peligroso
Estrecho de la Florida, con sus impredecibles corrientes marinas e
infestadas de tiburones, no es precisamente una aventura agradable.

El matrimonio examinó tres posibilidades. Un maratón desde un país
sudamericano o centroamericano, cruzando fronteras conducidos por
coyotes; pagar una suma que puede variar de 7.000 a 10.000 dólares a un
funcionario corrupto de inmigración mexicano, o una travesía desde
Europa que les conduzca al ansiado 'sueño americano'.

"Tampoco descartamos darle 10.000 o 12.000 dólares a un traficante de
personas que en potentes lanchas llegan a los cayos de la Florida. Pero
en una consulta religiosa, el Itá me dijo que no viajara por mar. Con el
cierre de las fronteras en Panamá, Costa Rica y Nicaragua, la gente
varada en Ecuador y Colombia y los acuerdos de extradición del gobierno
cubano con México, se dificulta el tránsito por esa región", expresa
Yoandry y añade:

"Entonces optamos por un viaje turístico a Italia. Fui a la embajada
para informarnos sobre las visas a turistas e, increíblemente, no
tuvimos problemas. Luego de llenar varios papeles, compramos dos boletos
para Roma".

Desde hace dos años, una agencia turística cubana oferta un paquete de
nueve días a varias ciudades italianas. Cuesta el equivalente a 4.000
dólares por persona, con hospedaje en hoteles de dos o tres estrellas y
desayuno incluido.

"Pero, y esto era importante para nosotros, la embajada te otorga una
visa por un mes, que sirve para el resto de los países de la Unión
Europea. Después de los nueve días, un amigo residente en Alemania nos
compró dos boletos en tren con destino a Barcelona y desde allí viajamos
a Madrid. A través de las redes sociales conocí a cubanos que me están
ayudando a conseguir un trabajo por la izquierda. Luego espero contactar
a un tipo que tiene conexiones con funcionarios mexicanos y obtener una
visa de turista a Cancún", cuenta Yoandry, quien junto a su mujer viajó
con 11.000 dólares y diez cajas de tabacos para vender en España.

Consuelo, 35 años, exploró un trayecto más largo. "Llené el formulario
para optar por una visa del programa de lotería 2017 de Estados Unidos.
No tengo familia en ese país y es una excelente posibilidad. Pero hay
que tener mucha suerte para ganar una visa. Y cuando la gente que decide
emigrar se desespera y no puede esperar que la fortuna lo acompañe".

En el verano de 2015, Consuelo viajó a Rusia, uno de los pocos países
que no les exige visa a los cubanos. En Moscú compró pacotillas textiles
para luego revender en La Habana.

"En Moscú existe una red de cubanos que te llevan a las tiendas más
baratas. Investigué la posibilidad de comprar un pasaje en el tren
transiberiano que llega hasta un punto cercano a la frontera rusa con
Alaska. Pero está muy custodiada y hasta en verano hace tremendo frío.
Uno debe tener varias estrategias de salida. Ahora, gracias a un
proyecto religioso, viajaré próximamente a Canadá. Y de ahí, saltar a la
yuma es solo un pasito", subraya Consuelo.

Es increíble cómo los cubanos se han puesto a investigar al detalle, han
creado redes y diseñado protocolos de planes migratorios con el objetivo
de marcharse de Cuba. Según algunas estadísticas oficiales, en los
últimos veinte años 660.000 cubanos emigraron de su patria.

Para Diana, demógrafa, las cifras no son correctas. "No juega la lista
con el billete. Solamente por reunificación familiar, desde que en 1994
se firmaron los acuerdos migratorios con el gobierno de Bill Clinton, el
consulado estadounidense en La Habana ha otorgado no menos de 20.000
visas anuales, lo cual nos daría una cifra de 440.000 personas como
mínimo. Y solo en los dos últimos años, a Estados Unidos se han marchado
casi 100.000 personas por vías migratorias irregulares".

Diana considera que las cifras reales se acercan o superan el millón de
personas. Un auténtico drama humano en una nación donde no hay una
guerra civil ni ha sido arrasada por desastres naturales de gran
magnitud, como Haití.

Fermín, 41 años, no tiene a nadie en Estados Unidos ni dinero para
costearse un viaje al extranjero. Vive del trabajo informal, come poco y
mal y bebe demasiado ron casero. Con un amigo, la semana pasada se llegó
a los alrededores de la embajada estadounidense en La Habana. "Pagué 20
cuc a uno de esos tipos que se dedican a preparar documentos y me llenó
el formulario. Luego a esperar. La suerte es loca y a cualquiera le
toca", dice, sentado en un parque habanero.

Funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en La Habana aclaran que
el programa de lotería no es exclusivo para Cuba. "Otorga 500 visas en
la Isla y no necesariamente la persona tiene que tener parientes en
Estados Unidos", señaló un funcionario que dijo desconocer el número de
cubanos que se inscriben en el sorteo.

El plazo para esta nueva edición de la lotería de visas estuvo abierto
desde el 1 de octubre hasta el 7 de noviembre de 2016. Al igual que las
anteriores loterías, tiene carácter global, es administrada por el
Departamento de Estado y anualmente ofrece visas de residencia
permanente a aquellos ciudadanos que cumplan con los sencillos, pero
estrictos requisitos para poder calificarse.

Los requerimientos de participación son simples: ser nacido en Cuba y,
como mínimo, tener aprobado el bachillerato (preuniversitario) o dos
años de experiencia laboral. Los candidatos son elegidos al azar por
sorteos computarizados. La inscripción para Visas Diversidad 2017 se
efectúa únicamente a través del sitio E-DV: www.dvlottery.state.gov. El
2 de mayo de 2017, los solicitantes confirmados deben entrar de nuevo al
sitio y allí verificar si su solicitud ha sido aceptada.

Pero, como les decía, los cubanos que deciden emigrar no ponen todos los
huevos en la misma cesta. Prueban por Centroamérica, Sudamérica, Europa
o la lotería de visas. O se tiran al mar en una chalupa de goma.

La meta final es llegar, como sea, a los Estados Unidos.

Source: La meta final, llegar como sea a EEUU | Cuba, Emigración -
http://www.diariolasamericas.com/america-latina/la-meta-final-llegar-como-sea-eeuu-n4107315
Post a Comment