Pages

Wednesday, October 12, 2016

Respeto al derecho soberano del pueblo

Respeto al derecho soberano del pueblo
11 octubre, 2016 6:27 pm por Rogelio Travieso Pérez

Cerro, La Habana, Rogelio Travieso, (PD) El domingo 2 de octubre, 35
millones de colombianos fueron convocados para las urnas y responder
-con un Sí o un No- sobre el acuerdo final para la culminación del
conflicto y la construcción de la paz de Colombia.

El llamado al plebiscito confrontó la abstención preocupante de casi un
63%, el No alcanzó 50,22% y el Sí, un 48,76%.

¿Qué sucedió, respecto a la masiva abstención y el estrecho margen entre
el No y el Sí de los colombianos.

Las causas pudieran ser varias: Esta consulta popular, tal vez sea una
muestra de que FARC E-P, y su nombre compuesto de Ejército del Pueblo,
pudiera no ser el más idóneo de acuerdo a un amplio consenso de opinión
a nivel popular y como resultado directo de los métodos crueles
empleados. Esto es más que una señal equívoca sobre no merecer el
calificativo de representantes del pueblo colombiano.

Los líderes de las FARC-EP, con posterioridad a 1964 año en que fue
fundada la guerrilla, como organización armada de corte ideológico
marxista leninista, extremaron de manera implacable su actuar violento.
Se convirtieron abiertamente en terroristas, narco–guerrilleros,
secuestradores, torturadores, asesinos, etc. Para la paz en este
conflicto, todos los excesos incurridos deberán ser tenidos en cuenta.

Quizás, no sea comprensible que a un criminal se le considere como
persona civilizada. Y entonces, ¿los miles de víctimas qué? ¿Alguien se
ha puesto a pensar, en un ex narco-guerrillero al frente del gobierno de
Colombia?

Los votantes del No, podrán sentirse confundidos por la participación
del estado cubano, en condición de país sede y mediador en las
conversaciones de paz. Para el pueblo colombiano, no es desconocido que
en abril de 1948, Fidel Castro, participó en el conflicto
desestabilizador del Bogotazo de Colombia. Tampoco le son ajenos los
acercamientos que en su momento existieron entre los movimientos
guerrilleros de América Latina y el régimen cubano.

Quizás, situaciones como estas, lleven a pensar que existió una
importante cuota de hipocresía en las conversaciones de paz. Como podrá
apreciarse, situaciones como algunas de las señaladas y otras que
señalaré más adelante, pueden confundir a la hora de evaluar y predecir
el resultado del voto en un plebiscito.

Todo parece indicar que el Presidente Juan Manuel Santos, actuó lleno de
la mejor intención. Pero como resulta normal en los países democráticos,
Santos no es dueño de Colombia. Nadie está por encima del pueblo soberano.
Ni un partido político ni varios, ni el poder ejecutivo, ni cúpulas
autoritarias, ni estados, ni gobiernos, ni presidentes.

Después de los resultados del domingo 2 de octubre, son importantes los
pasos dados y el haber nombrado al negociador del conflicto La Calle, a
la Sra. Canciller Holguín y al ministro de Defensa Luis Carlos Villegas,
como integrantes de la comisión que conversará con los designados en
representación de los votantes por el NO.

También son relevantes las conversaciones entre el presidente Santos y
los ex presidentes, Álvaro Uribe y Andrés Pastrana. Ambos desde la
presidencia de Colombia trabajaron en aras de la paz, por lo que
aportaron sus experiencias. Entre todos los poderes y junto al pueblo
soberano, debe honrarse el Premio Nobel de la Paz del presidente Santos,
como resultado materializado de esa paz tan necesaria.

Cuando redacto estas cuartillas, viene a mi memoria un caso muy
lamentable ocurrido en mi país Cuba. Se trata de los sucesos
protagonizados por un grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas
Revolucionarias (FAR) y el Ministerio del Interior (MININT) quienes
fueron acusados y condenados en las causas #1 y #2 de 1989.

Me refiero al caso específico del General de División de las Fuerzas
Armadas Revolucionarias de Cuba, Arnaldo Ochoa Sánchez. Un general que
tiempo atrás, -dado la información pública que se disponía- gozaba de
gran prestigio y simpatía entre sus subordinados y entre el pueblo de
Cuba. Este militar de origen humilde, casi un niño, hubo de alzarse en
la Sierra Maestra contra la dictadura de Batista.

Después del triunfo del primero de enero de 1959, Ochoa, respondió y
sirvió desde la década de 1960 al llamado del gobernante Fidel Castro.
Eran tiempos en que como tarea prioritaria, el régimen de la Habana,
exportaba la revolución a la América nuestra. En aquellos tiempos, Ochoa
sirvió en la guerrilla venezolana, país fronterizo con Colombia.
Posteriormente, jugó un papel protagónico en las guerras de Angola y
Etiopia como jefe militar. Por su historial y méritos, fue ascendido al
grado de General de División y condecorado con la Orden Héroe de la
República de Cuba.

En junio de1989, tras conocerse el veredicto del Tribunal Militar que
juzgó a los encartados, no fue escuchado el clamor y sentir del pueblo
cubano. Este, en número apreciable de ciudadanos no aprobó que Arnaldo
Ochoa Sánchez fuera ejecutado. En aquella controvertida causa, lo que
más pesó fueron las acusaciones sobre narco- tráfico.

En el presente los líderes de las FARC han sido responsables de este
delito y otros aún más graves y aborrecibles. Según lo conocido
públicamente, el actuar de cabecillas de las FARC-EP de Colombia rebasa
lo que supuestamente hayan hecho o no Ochoa y sus compañeros de
infortunio. Lamentablemente, el sentir popular de los cubanos, no fue
acatado y estos fueron ejecutados.

La situación existente en Cuba, ya la hemos comentado. El pueblo cubano
no cuenta y tampoco puede ejercer su derecho soberano. En medio de una
disyuntiva tan delicada, como fue el referéndum del domingo 2 de
octubre, los poderes ejecutivo, legislativo, judicial y la prensa libre
colombiana dieron muestra de respeto al soberano, que es el pueblo de
Colombia.
rotravep@gmail.com; rogeliot@nauta.cu; Rogelio Travieso
*Partido Liberales de Cuba

Source: Respeto al derecho soberano del pueblo | Primavera Digital -
http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/respeto-al-derecho-soberano-del-pueblo/
Post a Comment