Pages

Wednesday, October 26, 2016

Matthew - Las medidas y la realidad

Matthew: Las medidas y la realidad
La ayuda demora en llegar a las comunidades que la necesitan
Miércoles, octubre 26, 2016 | Roberto Jesús Quiñones Haces

GUANTÁNAMO, Cuba.- Entre las medidas dictadas por el gobierno cubano
para ayudar a los damnificados por el huracán Matthew destaca la
decisión de que el presupuesto del Estado financie el 50% de los precios
de los materiales de construcción que se vendan a las personas cuyas
viviendas presentan destrucción total o parcial, unida a la posibilidad
de que los damnificados pueden solicitar créditos bancarios.

También se ha informado que se eximirá del pago de impuestos a los
cuentapropistas durante septiembre, octubre y noviembre, y fueron
rebajados los precios de 16 productos de alta demanda.

En Baracoa

Según refirió a este reportero en horas de la mañana de este martes
Francisco Luís Manzanet Ortiz, coordinador del Movimiento Defensor de
los Derechos Humanos Juan Pablo II, en Baracoa continúan a buen ritmo
las acciones recuperativas, pero a pesar de eso todavía hay escombros en
las calles y algunas zonas rurales carecen de electricidad.

Acerca de la entrega de recursos, declaró: "Hay descontento entre la
población debido a la lentitud de las acciones. Están entregando tejas
de cartón negro a quienes perdieron toda la cubierta de sus casas y
tejas de cinc y fibrocemento para los que la perdieron de forma parcial.
La entrega de dichos productos fue reducida a un 50% porque parece que
no hay suficiente aún y porque el gobierno está priorizando la
reparación de los techos de las escuelas y entidades estatales".

Sobre la alimentación recibida, expuso: "Hasta ahora nos han entregado
de forma gratuita siete libras de arroz, una colcha de trapear y
artículos para el aseo personal. Es cierto que redujeron el precio a un
grupo de productos pero la cantidad que llega a los mercados no es
suficiente y se acaban rápido, por lo que la gente tiene que ir a
comprarlos en las tiendas recaudadoras de divisas y no todos los
ciudadanos pueden hacerlo".

Acerca de la represión sufrida por los activistas pacíficos, Francisco
Luís dijo a CubaNet que Baracoa está prácticamente en estado de sitio y
los opositores han sufrido registros, detenciones y ocupaciones de
numerosos bienes. Algunos de ellos han sido despojados de la ayuda
material enviada desde el extranjero por la Western Union. En ese caso
está el señor Keyber Rodríguez Fernández, a quien Matthew le destruyó
totalmente la vivienda, y cuando fue a cobrar la ayuda fue detenido y
despojado de ella.

Otra persona que nos pidió el anonimato refirió a CubaNet sobre las
medidas adoptadas: "Son buenas, pero la entrega de techos no marcha a
buen ritmo. Quizás eso se deba a que el envío de tejas no es suficiente,
a la cantidad de documentos que hay que llenar o a los trámites que
deben hacerse, pero en un país que tiene un Registro del Carnet de
Identidad y un Comité de Defensa de la Revolución (CDR) en cada cuadra
esa demora es incomprensible, mucho menos cuando está lloviendo casi
todos los días y la inmensa mayoría de las viviendas continúa sin
cubiertas".

Sobre la resolución dictada por el Ministerio de Finanzas y Precios que
exime del pago a los trabajadores del sector privado de las zonas
afectadas, respondió: "Es otra buena medida, pero no se tuvieron en
cuenta las características de cada ocupación (…) No es lo mismo ser un
vendedor-elaborador de alimentos ligeros que dueño de una paladar
(restaurante privado), o de una casa de huéspedes. En el primer caso,
las inversiones para restablecer el negocio son pequeñas, pero en los
otros no. Ten en cuenta que la mayoría de esos cuentapropistas en
Baracoa son los que alquilan cuartos o casas y mientras no arreglen sus
viviendas estarán imposibilitados de alquilarlas. Lo mismo ocurre con
los dueños de las paladares cuyos equipos y viviendas han sido dañados;
creo que en estos casos debieron prorrogar unos meses más el pago de
impuestos".

Maisí: Sin pausas, pero sin prisa.

CubaNet también contactó este martes, vía telefónica, con Onelia Gaínza,
quien reside en la zona de Vertientes, en Maisí, la cual nos dijo: "Ayer
llegó un envío de tejas procedentes de Maisí y en esta zona todas las
personas recibieron tejas. Ahora lo que más preocupa es la alimentación
pues los productos que llegan se acaban enseguida".

Un matrimonio que reside en el poblado La Máquina y que se encuentra en
Guantánamo aceptó declarar ayer lunes sus impresiones a CubaNet, pero
sin que reveláramos sus nombres. Él, de 36 años, declaró: "En La Máquina
todavía hay lugares donde no hay electricidad ni comunicación telefónica
ni acceso por carretera. La gente se angustia debido a la lentitud del
trabajo recuperativo. Es cierto que ya se están repartiendo tejas pero
solo se entregan 19 por núcleo para garantizar el techado de un cuarto.
El pasado domingo, en la zona donde vivo, la cola era de unas 70
personas y sólo alcanzaron tejas los primeros seis. Esto molesta mucho
debido al tiempo que se pierde en estas gestiones y a la poca cantidad
de tejas que están entregando, pero la gente se traga todo eso porque a
la menor protesta vienen las "avispas" (miembros de las brigadas élites
del Ministerio del Interior) y se llevan preso a cualquiera, pues, como
repiten los dirigentes, no se va a permitir ningún 'foco'".

Acerca de la venta de productos de primera necesidad, la joven dijo:
"Esos productos llegaron en cantidades insuficientes y volaron
enseguida. Lo único que hemos recibido gratis ha sido agua mineral y
unas libras de frijoles y de arroz donado por Brasil (…) Yo misma vi los
cintillos de los sacos que decían: 'Donación del gobierno de Brasil al
pueblo de Cuba'".

Source: Matthew: Las medidas y la realidad | Cubanet -
https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/matthew-las-medidas-y-la-realidad/
Post a Comment