Pages

Monday, October 31, 2016

La Wi-fi me está tumbando el negocio

"La Wi-fi me está tumbando el negocio"
El mercado negro de las conexiones a Internet es golpeado por las nuevas
formas de comunicación
Lunes, octubre 31, 2016 | Pablo González

LA HABANA, Cuba.- "Yo trabajo como administrador de redes en una empresa
en La Habana, pero todo el mundo sabe que en este país el sueldo no da
para vivir, siempre hay que inventar algo por la izquierda. Así como los
panaderos roban harina y aceite para venderlo en la calle, yo uso el
Internet para el mismo propósito. El problema es que estoy perdiendo
clientela por culpa de las zonas Wi-fi", cuenta un joven informático,
que no quiso revelar su nombre como ninguno de los entrevistados para
este reportaje, por temor a las autoridades.

Al no existir en Cuba una forma viable de acceder a Internet, por muchos
años los cubanos han buscado alternativas para navegar, apoyándose en el
mercado negro.

Informáticos que trabajaban en empresas estatales con conexión a
Internet se las arreglaban para compartir la conexión con usuarios "de
la calle" por un precio que por lo general rondaba entre los 70 y los
100 dólares mensuales.

No fue hasta el año 2014 que ETECSA (Empresa de Telecomunicaciones de
Cuba) abrió las salas de navegación por un precio de 4,50 dólares la
hora, y a mediados del 2015 las zonas Wi-fi por dos dólares la hora, el
precio actual de Internet en Cuba, donde el salario promedio mensual es
de 23 dólares al cambio de moneda vigente.

En estos días el negocio de la compraventa de Internet por medio de
conexión dial up (una tecnología obsoleta que utiliza módem a 56k y la
línea telefónica) se mantiene, pero está perdiendo fuerza con la
apertura de las zonas Wi-fi.

Otro informático narró su experiencia en este negocio: "Trabajé por
muchos años de informático en una empresa de comercio que tenía acceso a
Internet. Había solo una computadora con Internet y estaba encerrada en
una jaula de hierro con candado. El personal autorizado tenía que dejar
su nombre en una hoja de incidencias que estaba junto al teclado de la
PC. También tenían que escribir cualquier cosa inusual que ocurriera
mientras se navegaba".

Continuó narrando: "Con los años fueron dando acceso a otras
computadoras dentro de la entidad. Así tuve acceso a Internet y comencé
a compartirlo para la calle por la izquierda. Aunque se trataba de una
conexión dial up, mis clientes estaban dispuestos a pagar cien dólares
al mes o 20 si se trataba solo de correo electrónico internacional.
Siempre tenía activos entre 5 y 10 usuarios. Con esa ganancia por lo
menos podía vestir a mi familia y comer bien".

Al preguntarle por qué dejó de trabajar para el Estado, respondió: "Tuve
que dejarlo porque comencé a perder clientela cuando aparecieron las
zonas Wi-fi de ETECSA, y los 30 dólares de sueldo que me pagaban al mes
no me alcanzaban ni para el transporte. Pero era de esperar, las
personas prefieren un acceso a Internet caro y rápido a uno caro y
además lento".

"Quisiera que ETECSA dejara de abrir zonas Wi-fi. Me pone malo el
negocio", agregó.

Cada centro estatal de trabajo con acceso a Internet está sujeto a leyes
de "estricto cumplimiento" y debe tener elaborado un documento donde se
explique el funcionamiento y seguimiento de la entidad en estos temas. A
pesar de esto, y de que su negocio ha ido en decadencia, todavía muchos
administradores de red se arriesgan a perder su trabajo al vender
Internet ilegalmente.

Cuba tiene una tasa de conectividad de un 5%, que se reduce al 1% en
caso de banda ancha. Es el país con tasa de conectividad más baja de
América Latina. Además, el acceso a Internet siempre ha sido un asunto
delicado y de extrema supervisión por parte del gobierno. A finales de
los años 90 cuando algunas empresas tuvieron que incluirla por
cuestiones de trabajo comenzaron los mecanismos de control.

Mientras tanto, el servicio que vende actualmente el Estado deja mucho
que desear entre los internautas de la Isla por su elevado precio y su
mal funcionamiento, sin embargo es 50 veces más rápido que la arcaica
dial up.

Infomed, la red de información para profesionales de la salud, fue la
primera institución en dar acceso a correo electrónico internacional y
navegación nacional. Comenzó hace más de 20 años, solo a médicos, y en
2015 incluyó el acceso a Internet tras la apertura de las zonas Wi-fi.

Pero eso también se vende, y actualmente las cuentas de Infomed tienen
un valor en el mercado negro de 25 a 30 dólares. Adquirirlas es
relativamente fácil, pues se pueden encontrar en el sitio de anuncios
clasificados Revolico.

"Yo pagaba 25 dólares al mes por una cuenta de Infomed, pero desde que
pusieron el correo Nauta lo dejé. Es mejor tener el correo en el móvil,
que lo puedo revisar desde cualquier lugar, me ahorro más dinero y puedo
hablar por el IMO en las Wi-fi, lo cual no se puede hacer con una
conexión telefónica por módem", dijo una señora de avanzada edad que ya
no quiere usar conexión dial up aunque sea desde la comodidad de su hogar.

Source: "La Wi-fi me está tumbando el negocio" | Cubanet -
https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/la-wi-fi-me-esta-tumbando-el-negocio/
Post a Comment