Pages

Friday, October 21, 2016

Definitivamente algo siempre ocurre en octubre

Definitivamente algo siempre ocurre en octubre
19 octubre, 2016 7:26 am por Frank Cosme

Santos Suárez, la Habana, Frank Cosme, (PD) En Cuba todos los 10 de
octubre se conmemora la fecha del inicio de nuestras luchas por la
independencia.

Como esta parte de nuestra historia es significativa, todo el mundo le
dedica espacios y un poco que se diluyen otros tantos acontecimientos
que son también importantes para nuestra historia por la influencia
posterior que han tenido.

Uno de ellos se conmemora dos días después, el 12 de octubre, llamado en
Latinoamérica el Día de la Raza por el nacimiento y fusión de nuevos
pueblos tras el descubrimiento de América en esta fecha, en 1492.

Es asimismo la fiesta nacional de España, llamada aquí "Día de la
Hispanidad" por la misma causa del descubrimiento de América, pero en
este caso celebran que a partir de esa fecha, -subyacente a toda la
retórica oficial del "encuentro de dos mundos"-, España se convirtió en
un imperio colonial.

Si esto no es así, ¿para qué entonces los desfiles militares en esta fecha?

Y justamente también de esta España de la Hispanidad, el pasado 11 de
octubre, la Sra. Rebeca Grynspan, Secretaria General de Iberoamérica,
disertó de nuevo, como lo han venido haciendo numerosos de sus
coterráneos en estos últimos tiempos, sobre aquella isla, último
remanente del imperio colonial, que casualmente, en otro octubre,
decidió poner fin a lo que quedaba de ese imperio en América.

Parece haber un denominador común en una buena parte de estos
funcionarios peninsulares en no reconocer que los pueblos que
colonizaron en América tienen ya su propia historia, y por lo tanto, la
palabras Hispanoamérica o Iberoamérica no son del gusto de estos lares.

No veo el uso oficial por los ingleses de la palabra angloamericano, o
por los franceses de la palabra francoamericano para los pueblos
fundados por ellos en América, como es el caso de los funcionarios
españoles con su "Iberoamérica",que aparece oficialmente como título en
algún ministerio u organización.

De este lado del Atlántico, casi siempre la palabra anglo-franco o
hispano es utilizada, incluso por periodistas y escritores
latinoamericanos, para referirse al habla o idioma de una población en
esta parte del mundo.

Pero en el caso de España con su Iberoamérica hay una obsesión muy
especial con aquella isla, que hasta en sus monedas llegaron a estampar
"la siempre fiel isla de Cuba".

Lo de siempre fiel fue que sobre este territorio, el que siempre
consideró el más valioso que le quedaba de ese otrora imperio, se
concentraron todas las fuerzas y la tozudez de estos ilustres
descendientes de celtas e iberos. Emplearon todos los medios en la
última guerra, la de 1895, para evitar el triunfo de los cubanos, como
la mayor agrupación de tropas en territorio de ultramar ("hasta el
último español y la última peseta"), y la cruel Reconcentración de la
población, medida desesperada que tuvieron que tomar ante el control que
ya tenían los mambises en los campos. Esta medida desesperada es algo
que hasta algunos cubanos olvidan: no razonan, que la guerra ya estaba
ganada cuando se produjo la intervención de Estados Unidos.

En definitiva, España lo único que perdió fue su poder político en esta
"siempre fiel Isla de Cuba", porque el económico lo mantuvo intacto
después de ponerse de acuerdo con los estadounidenses en el Tratado de
París de 1898. Los cubanos no participamos de estos acuerdos. Nos
dejaron colgados de la brocha y en 1933 hubo que poner las cosas en su
sitio.

De nuevo en 1959 se retorcieron los acontecimientos cuando un gobierno
socialista comenzó a intervenir no solo las grandes empresas de EU,
España o Inglaterra, sino que la emprendió también con las de los
nacionales: todos resultaron perjudicados.

Pero a pesar de todas estas pérdidas y de que fueron afectados numerosos
ciudadanos españoles, y un grave incidente ocurrido con el embajador
español Juan Pablo de Lojendio con Fidel Castro en el canal Telemundo,
la España de Francisco Franco nunca llegó a romper relaciones con Cuba.
Se mantuvieron relaciones comerciales. Camiones y autobuses Pegaso
circulaban en los años 60 por La Habana, así como también de la marca
Barreiros, y autos y ambulancias Seat. También a España se debió una
flota de buques camaroneros, productos industriales, juguetes y alimentos.

Pero la gran oportunidad vino con la desaparición de la URSS y del campo
socialista de Europa del Este. España, ya en plena democracia, con el
presidente Felipe Gonzáles, del PSOE, en el poder, comenzó a invertir en
Cuba mientras el pueblo cubano comenzaba la larga penuria del Período
Especial.

De esto la Sra. Grynspan parece sentirse orgullosa, como otros tantos de
su estirpe. Ante el Fórum Europa declaró sobre Cuba: "En este nuevo
espacio que se ha puesto en marcha, España tiene un espacio ganado fruto
de muchos años de inversiones bilaterales, marcados por la afinidad (?),
la familia, el idioma y la cultura común".(sic)

En otra parte de su intervención, incurrió en otra barrabasada
peninsular cuando declaró: "España seguirá jugando un papel importante
en Cuba, a pesar del deshielo con Washington".

Ya sabemos que ocurrirá lo mismo del Tratado de París: al final,
cuadrarán la caja con sus enemigos-amigos de siempre.

Casi se me olvida, en este 12 de octubre la prensa rusa especulaba y
hasta debatía dónde reabrir una base militar en Cuba, si debía ser una
instalación para espionaje o una base naval. ¿Qué les parece?

Ciertamente, esto aparenta que los rusos también le cogieron el gustico
al portaviones estratégico en medio de las Américas que resulta esta isla.

Hicieron una revolución en octubre de 1917 que viró el mundo al revés y
¡qué casualidad!, en el Occidente el último remanente quedó en esta isla.

Definitivamente, también no solo han ocurrido cosas este mes que llama
la atención por estar Cuba en la mira de estos depredadores de toda
índole, sino que por lo que veo, aquel que declaró en alguna ocasión
"los que no conocen la historia están condenados a repetirla" tenía
mucha razón.
glofran864@gmail.com; Frank Cosme

Source: Definitivamente algo siempre ocurre en octubre | Primavera
Digital -
http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/definitivamente-algo-siempre-ocurre-en-octubre/
Post a Comment