Pages

Wednesday, September 28, 2016

Un MNOAL de ausentes y una nutrida asamblea en la ONU

Un MNOAL de ausentes y una nutrida asamblea en la ONU
Aún sin concluir, la 71ª Asamblea General de la ONU promete ser un
suceso con trascendencia para la historia de la organización y para el mundo
Viernes, septiembre 23, 2016 | Alberto Roteta Dorado

FORT PIERCE, Estados Unidos.- Dos importantes eventos ocupan la atención
de los medios de prensa, analistas y politólogos del mundo. El primero
de ellos tuvo lugar entre el 13 y 18 de septiembre, en la Isla
Margarita, Venezuela. Me refiero a la finalizada XVII Cumbre del
Movimiento de los Países No Alineados (MNOAL), evento que pasó sin
trascendencia alguna a pesar de las supuestas expectativas, al menos
para sus pocos participantes. El segundo, se desarrolla del 20 al 26 de
septiembre en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, la
septuagésima primera Asamblea General de dicho organismo.

La primera tenida, como se esperaba, fue un fracaso a pesar de las
afirmaciones de Nicolás Maduro, el presidente anfitrión, quien en su
empeño por sobredimensionar lo que quedó como una reunión de
cumplimiento de agenda, declaró que había sido un éxito y una victoria
de la diplomacia bolivariana.

En la Isla Margarita, convertida en bastión militar por esos días, en
cuyas calles permanecían desplegados unos 14 000 hombres uniformados de
las fuerzas policiales venezolanas, Maduro y los pocos representantes de
los países miembros se encargaban de poner un posible orden en medio del
caos en el que se encuentran gran parte de sus integrantes.

Mientras, en diversos puntos del país tuvieron lugar masivas protestas
el pasado viernes 17 de septiembre, entre las que se destacó una
manifestación que la oposición llamó irónicamente "La cumbre del
pueblo", de esta forma, la oposición exigía al Poder Electoral que
anuncie de una vez el siguiente paso para activar el referendo
revocatorio presidencial, y al propio tiempo, repudiaba el encuentro
diplomático.

De los 120 países miembros, apenas asistieron quince presidentes y tres
decenas de delegaciones, lo que contradice los conceptos de Maduro, y en
cambio, demuestra la crisis política del MNOAL y el estado de
aislamiento en que ha quedado el país suramericano.

La mayoría de los presidentes hicieron declaraciones contra el gobierno
de los Estados Unidos, a quien culpan por los fracasos de sus economías
en lugar de reconocer la ineptitud de sus sistemas de gobierno. El
representante de Corea del Norte, Kim Yong-nam, aseguró que su país es
capaz de sostener la paz de la península y del mundo "aplastando cada
acto de guerra por parte de los EE.UU."

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunció los calificativos que
el mundo les da al llamarlos "autoritarios y dictadores", justificando
sus actitudes en la supuesta idea de la imposición de ciertos
lineamientos que llegan desde el norte. Por su parte Raúl Castro
insistió en no renunciar a sus principios y acudió al reiterado tema del
"bloqueo económico" por parte de los Estados Unidos.

Hasán Rouhaní, presidente de Irán, se refirió a las tendencias hacia una
polarización militar que está superando a las pasadas carreras
armamentistas, así como a los peligros del terrorismo de los grupos
yihadistas, aunque resulte paradójico que alguien que dirige sendas
operaciones experimentales nucleares, las que según el Organismo
Internacional de Energía Atómica, tienen la finalidad de dotarse de un
verdadero armamento nuclear, aborde temas relacionados con la paz y el
desarme.

Así las cosas, en medio de la peor situación económica y política de su
historia, a punto de ser expulsada de MERCOSUR, con la activación de
Carta Democrática Interamericana por parte de la OEA, acciones que se
aplican como consecuencia de las denuncias de violaciones a los derechos
humanos y la ausencia de democratización de su gobierno, Venezuela
recibió el domingo 19 de septiembre, la presidencia del MNOAL.

Puntos como la necesidad de democratización y refundación del sistema de
las Naciones Unidas, el fin del bloqueo a Cuba, la erradicación del
terrorismo, la posible solución del pueblo palestino, entre otros,
quedaron recogidos en lo que han llamado la Declaración de Margarita.

En cambio, la 71ª Asamblea General de la ONU, en Nueva York, está
teniendo lugar con la presencia de unos135 jefes de Estado y de Gobierno
y más de 50 ministros. El máximo órgano de deliberación de Naciones
Unidas propone fijar la atención en los temas que requieren una solución
urgente, entre ellos el conflicto en Siria y otras conflagraciones en
Medio Oriente y África, el avance del extremismo y los millones de
desplazados por la violencia en el mundo.

Latinoamérica ha estado representada por los presidentes de Argentina,
Brasil, Perú, Panamá, Costa Rica, México, Uruguay, Colombia, Bolivia,
entre otros países miembros. Entre los ausentes se encuentra Raúl
Castro, quien participó en las deliberaciones del 2015, año en el que la
ONU celebró el 70 aniversario de su creación.

En la primera jornada del debate de alto nivel de la Asamblea General
intervinieron siete presidentes de la región, entre los que se destacó
Michel Temer, actual presidente de Brasil, quien con sinceridad expresó
su apoyo a Colombia en su conquista de la paz, lo que significa el final
del último de los conflictos armados del continente.

Igualmente precisó que todo el proceso que terminó con la destitución
presidencial de Dilma Rousseff tuvo lugar dentro de las normas
establecidas constitucionalmente y en un marco de absoluta legalidad. De
manera irrespetuosa los representantes de Ecuador, Bolivia, Nicaragua,
Venezuela y Cuba salieron del debate general desde el momento en que
Temer hizo uso de la palabra. El presidente de Costa Rica, Luis
Guillermo Solís abandonó la sala, pero se mantuvo su embajador, quien en
realidad es el representante ante la ONU.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski tuvo su primera alocución como
mandatario en un foro mundial. A solo dos meses de haber asumido su
mandato, enunció algunas de las prioridades de su gobierno. Igualmente
expuso los compromisos del gobierno peruano sobre el desarrollo
sostenible, los derechos humanos y el Estado de Derecho.

Pero lo más significativo de su intervención fue su preocupación por la
dramática situación de Venezuela. El mandatario afirmó que su país es
respetuoso del principio de no intervención en los asuntos internos de
los Estados; sin embargo, afirmó que "el respeto a este principio no
puede contraponerse con la defensa y promoción internacionales de la
democracia y los derechos humanos". Se pronunció a favor de un necesario
diálogo, sin barreras y esquematismos que pueda conducir al
restablecimiento de un estado de democracia, y evitar las
confrontaciones violentas entre el gobierno de Nicolás Maduro y las
fuerzas de la oposición.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, en su intervención el
pasado martes, insistió en el conflicto migratorio de la región
centroamericana, no obstante, solo se refirió a los migrantes haitianos,
lo que resulta significativo si se considera que en su país se han
concentrado miles de cubanos en los últimos meses, algo que originó dos
grandes crisis humanitarias resueltas gracias a su gentileza y a la
eficacia de su gestión.

Aún sin concluir, la 71ª Asamblea General de la ONU promete ser un
suceso con trascendencia para la historia de la organización y para el
mundo. Las intervenciones y debates realizados hasta el momento así lo
demuestran.

Source: Un MNOAL de ausentes y una nutrida asamblea en la ONU | Cubanet
-
https://www.cubanet.org/colaboradores/un-mnoal-de-ausentes-y-una-nutrida-asamblea-ante-la-onu/
Post a Comment