Pages

Saturday, September 17, 2016

Cañonazos millonarios contra el 'deporte revolucionario', nada de bloqueo

Cañonazos millonarios contra el 'deporte revolucionario', nada de bloqueo
PEDRO CAMPOS | La Habana | 17 de Septiembre de 2016 - 07:57 CEST.

El "deporte revolucionario" orgullo del fidelismo y "demostrativo de la
superioridad del estatal-socialismo sobre el capitalismo y su deporte
rentado", está siendo demolido a cañonazos millonarios y no por el
bloqueo o la intervención directa de las tropas imperialistas.

El área de mayor impacto se identifica en la pelota, donde ya pudieran
formarse varios equipos con toleteros y guantes de oro del patio que
han ido a parar a las ligas profesionales, especialmente a las de EEUU.

El caso más sonado, por tratarse de un estelar que "aguantó hasta el
final", fue el de Yulieski Gurriel quien hacia años añoraba jugar en las
Grandes. Y es que muchos de estos peloteros no se fueron tanto por
ganarse millones, como por demostrar su capacidad en el mejor torneo del
orbe y de paso, evidenciar la calidad de la pelota del patio.

Otras áreas de impacto importantes han sido el boxeo, el atletismo, el
voleibol y el baloncesto.

Los estragos fueron evidentes en la última Olimpiada de Brasil, donde el
medallero cubano quedó distante de anteriores competencias, mientras
cubanos "desertores", "excubanos" según Randy Alonso, subían al podio
con banderas de otros países.

Pero de esos detalles han tratado otros articulistas que saben mucho de
pelota. Aquí vamos a referirnos a las causas e implicaciones sociales
políticas y económicas de este bombardeo.

Como es sabido, todo ese obstentoso y triunfalista "deporte
revolucionario" se sustentaba en la ayuda económica que llegaba a Cuba
en la época de la Guerra Fría, gracias a la URSS fundamentalmente. Se
presentaba como uno de los logros revolucionarios demostrativos de la
superioridad del "socialismo" sobre el capitalismo, pero todo aquel
andamiaje que lo soportaba se vino abajo con la caída de la URSS y el
llamado campo socialista.

A partir de entonces, a nivel internacional, el deporte "amateur" del
"socialismo" fue dejando espacio al deporte "rentado" o profesional,
bien pagado por empresas comerciales, cadenas de televisión, anuncios,
gobiernos, agencias profesionales y grupos de fanáticos que pagan mucho
dinero por presenciar en vivo y en directo un evento deportivo de alta
calidad.

El deporte en todos los antiguos países "socialistas" se fue adaptando
al profesionalismo y sus estrellas "amateurs" se fueron mezclando en los
equipos profesionales internacionales, representando a sus países solo
ocasionalmente en eventos como Copas Mundiales y Olimpiadas.

En esos mismos Estados antes "socialistas" fueron surgiendo ligas
profesionales que fueron creciendo con el desarrollo del mercado y
muchas de sus estrellas actuales ya no tienen que ir a las ligas
profesionales extranjeras, aunque no pocos militan en otras ligas sea
porque pagan mejor o porque representan elites mundiales.

En el caso específico de la pelota, o béisbol, la meca del
profesionalismo está en EEUU, donde siempre, antes de 1959, jugaban
muchos cubanos, que también lo hacian en la liga nacional y en otros
paises de la región beisbolera caribeña. Por eso no es extraño que los
peloteros cubanos quieran ir allí a demostrar sus capacidades y mejorar
también sus condiciones de vida, con niveles que todos saben por el piso
en Cuba.

El único país que trató de mantenerse al margen del profesionalismo
internacional, fue Cuba, por ese engreimiento de superpotencia
inmaculada deportiva, superpotencia médica, superpotencia educacional,
super…, glorias con que las autoridades fidelistas han pretendido
identirficar sus logros nacionales e internacionales.

Pero "todas las glorias del mundo caben en un grano de maíz".

Y como la internacionalización e integración de las economías generadas
por el amplio desarrollo de las fuerzas productivas del capitalismo
moderno no tiene barreras y el deporte, la medicina y la educación han
evolucionado y crecido tanto con las nuevas tecnologías de la
información y las comunicaciones, pues aquellos "logros revolucionarios"
que se han pretendido mantener al margen del desarrollo internacional
se han ido quedando rezagados.

No es posible seguir ignorando las nuevas realidades y pretender vivir
enlos viejos tiempos del estatalismo burocrático. Deportistas y
profesionales de la medicina, la educación, las artes y todo lo que vale
y brilla en Cuba, de una u otra forma han tenido que ir a beber de
aquellas aguas del profesionalismo y echar a un lado el idealismo y el
voluntarismo que caracterizó el estatal-socialismo.

Se nos van astros del deporte, miles de especialistas de alta calidad en
la medicina formados en Cuba, la enseñanza en Cuba está en declive
porque no se paga a los maestros por su trabajo ni se aplican las
modernas técnicas de enseñanza, y todo, por el aferramiento de la
"dirección histórica" al modelo estatal centralizado de economía y
política, que no acepta ningun desarrollo fuera del estatalismo
burocrático en crisis terminal.

Pero como el mundo ha cambiado y el pueblo cubano y sus fuerzas vivas
vienen cambiando a pesar de todas las restricciones estatales, los
cubanos se las van arreglando para vincularse a ese mundo desarrollado
del profesionalismo en todas las esferas. Y ahí viene el desfase
fidelista que sigue considerando "traidores" o "excubanos" a los que
salen de Cuba en busca del desarrollo y los nuevos horizontes que los
retrógrados en el poder quieren negar a los ciudadanos de este país.

Los cañonazos millonarios han dado resultados en el deporte. El bloqueo
no sirvió para eso, ni a nadie se le ocurrió mandar a la 82 División
Aerotransportada. El fidelismo, con gran miedo a su desaparición, hace
todo lo posible por evitar que el fuego artillero del capital, la
modernidad y las nuevas tecnologías se expandan por suelo cubano y de
todas aquellas glorias revolucionarias, apenas quede el recuerdo.

Source: Cañonazos millonarios contra el 'deporte revolucionario', nada
de bloqueo | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/deportes/1474055077_25366.html
Post a Comment