Pages

Sunday, August 14, 2016

“Ya no hay marcha atrás” entre Cuba y Estados Unidos

"Ya no hay marcha atrás" entre Cuba y Estados Unidos
El gobierno estadounidense entiende que el acercamiento entre Cuba y
Estados Unidos seguirá moviéndose hacia delante
domingo, 14 de agosto de 2016 - 6:00 AM
Por Benjamín Morales Meléndez / Especial ELNUEVODIA.COM

LA HABANA, Cuba.- Hace un año desde que Estados Unidos abrió su embajada
en Cuba, un hecho histórico que culminó el proceso de restablecimiento
de relaciones diplomáticas entre los dos viejos enemigos y que abrió la
ruta a una etapa más compleja, la de la normalización.

En ese proceso de normalización de las relaciones entre ambas naciones
es que Cuba y Estados Unidos se encuentran enfrascados. Han sido muchos
los avances, pero quedan por el medio importantes temas que resolver,
como el bloqueo o embargo económico.

El Nuevo Día conversó con la portavoz del Departamento de Estado para
América Latina, Lydia Barraza, quien compartió la visión del gobierno
estadounidense a un año de la apertura de la embajada por parte del
secretario de Estado, John Kerry.

END: ¿Cómo podemos resumir este primer año de relaciones?

LB: Este primer año desde el restablecimiento de relaciones nos ha
permitido lograr muchos avances en cuanto a poder representar los
intereses de los Estados Unidos. Hemos establecido una relación de
cooperación en asuntos como el medio ambiente, transporte, agricultura,
salud, y la aplicación de la ley. Un gran número de funcionarios del
gobierno estadounidense han visitado Cuba, incluyendo el Presidente
Obama, cinco Secretarios del gabinete, miembros del Congreso,
gobernadores, y alcaldes. Además, cientos de intercambios entre la
sociedad civil, dueños de negocios, y comunidades religiosas han
permitido que ciudadanos de los Estados Unidos y Cuba interactúen,
muchas veces por la primera vez.

END: ¿Qué ha ido bien y qué ha ido mal?

LB: La apertura de embajadas en los dos países es algo verdaderamente
histórico. Ahora las conversaciones y diálogos que son elementales para
dos países vecinos se pueden llevar a cabo de una manera más normal y
continua. Hemos acordado importantes avances en cuanto a la
comunicación y el transporte entre nuestros países, permitiendo crear
vínculos permanentes entre nuestros pueblos, como los vuelos comerciales
programados que están por comenzar pronto. También seguimos trabajando
en desafíos pendientes en los asuntos en las que tenemos diferencias.

END: ¿Cuáles son los temas críticos por resolver?

LB: A través de este proceso de normalización en la relación bilateral,
el gobierno de los Estados Unidos reconoce que es un proceso largo y
complejo. Aun así, seguimos construyendo una relación constructiva con
el gobierno cubano, y seguiremos conversando sobre los asuntos donde
tenemos diferencias. Todavía existen retos y diálogos pendientes en
cuanto a los derechos humanos, reclamaciones de propiedades y el retorno
de fugitivos.

END: ¿Cómo impactará las relaciones el cambio de presidente, sea Trump o
Clinton?

LB: Como ha dicho el Presidente Obama, se ha logrado mucho en este
primer año. Tanto que creemos que con lo que se ha logrado –cambios que
tienen el apoyo de la gran mayoría del pueblo estadounidense– ya no hay
marcha atrás. Estos son pasos necesarios para crear mayor oportunidades
para el pueblo cubano y que están en el interés nacional de nuestro país
también.

END: ¿Cuál ha sido el impacto de la visita del presidente Obama?

LB: El Presidente Obama fue muy claro durante su viaje a Cuba en marzo
de este año, que su viaje histórico fue para extender una mano de
amistad al pueblo cubano. El viaje representó el compromiso de los
Estados Unidos hacia el pueblo cubano y le permitió al Presidente hablar
directamente a los ciudadanos cubanos, reforzando nuestro compromiso
para una Cuba pacífica, próspera y democrática.

PUBLICIDAD
END: ¿Cómo han mejorado los vínculos diplomáticos y en qué áreas ha sido
el impacto mayor?

LB: Hemos logrado varios acuerdos en áreas de interés mutuo,
especialmente en temas que compartimos como prioridades nacionales; por
ejemplo, en cuanto al medio ambiente y la salvaguarda de las zonas
marítimas protegidas. Firmamos una declaración para cooperar en la
protección del medio ambiente y establecimos una relación de largo plazo
para trabajar en conjunto en las zonas protegidas en Cuba, Florida, y el
Golfo de México. Para los dos pueblos, también llegamos a un acuerdo
bilateral en cuanto a establecer servicios aéreos regulares, la cual
proveerá más opciones para pasajeros de los dos países y creará más
vínculos comerciales y económicos. Más que nada, los vínculos
diplomáticos nos permiten seguir este diálogo en otros asuntos como la
aplicación de la ley, agricultura, acceso al Internet y comunicaciones,
y en la salud.

END: La posición del gobierno de Estados Unidos es que se elimine el
embargo, ¿cuán problemático ha sido lograr avances con el bloqueo de por
medio?

LB: El Presidente Obama ha sido muy claro en este punto: ya es tiempo de
eliminar el embargo. Él ha instado al Congreso de los Estados Unidos a
iniciar acciones con este fin, mientras, hay muchas áreas en los cuales
podemos seguir trabajando.

END: Los intercambios diplomáticos continúan, ¿veremos al presidente
Castro visitar la Casa Blanca? ¿Y volverá John Kerry?

LB: Como parte del proceso de normalización, tal como parte de cualquier
relación diplomática, es importante que los líderes se reúnan a
conversar sobre temas de interés mutuo. Seguiremos viendo oportunidades
para estas conversaciones, aunque por ahora, estas siguen siendo
realizadas al nivel de grupos de trabajo y de diálogo. No hay anuncio de
visitas específicas de un nivel más alto.

END: Los objetivos en avances en derechos humanos que Estados Unidos
andaba buscando, ¿se han conseguido? ¿Y en materia económica?

LB: Los derechos humanos y los valores universales siguen siendo
prioridades de nuestra política hacia Cuba, tal como lo son en nuestra
política exterior con otros países del mundo. Seguimos articulando este
compromiso con el pueblo cubano en nuestras conversaciones con el
gobierno, en privado tal como en público, cuando es necesario. Seguimos
con el plan de realizar otro diálogo de derechos humanos pronto.

END: ¿Qué podemos esperar en el futuro a corto, mediano y largo plazo en
la evolución de las relaciones?

LB: Hay muchos asuntos en los que podemos aumentar la cooperación,
incluyendo la navegación marítima, la agricultura, y ampliar los
intercambios culturales, educacionales, y profesionales. Más que nada
vemos que este proceso de normalización nos permite por primera vez
comenzar las conversaciones sobre los asuntos de interés mutuo, los que
son más fáciles de resolver y los que son más complejos. Sabemos que
hay temas que no se van resolver en un año, como las reclamaciones, y
que va a ser un proceso largo. Aún así, solamente a través de este
diálogo continuo entre los dos gobiernos, podemos tener cara al futuro y
crear nuevas oportunidades para los dos pueblos.

Source: "Ya no hay marcha atrás" entre Cuba y Estados Unidos | El Nuevo
Día -
http://www.elnuevodia.com/noticias/internacionales/nota/yanohaymarchaatrasentrecubayestadosunidos-2230555/
Post a Comment