Pages

Saturday, August 13, 2016

Urge una respuesta multilateral a la crisis de los migrantes cubanos

Urge una respuesta multilateral a la crisis de los migrantes cubanos 
JUNTA EDITORIAL

En su penosa odisea hacia la libertad, hacia la oportunidad, hacia la
tranquilidad, los migrantes cubanos deben sobrellevar una estela de
sufrimiento y penuria. Unos siguen con éxito las huellas de sudor y
lágrimas que dejaron marcadas quienes alcanzaron Estados Unidos. Otros
padecen los quebrantos propios del caminante sin papeles, las puertas
cerradas de un mundo indiferente y la consecuente derrota: el retorno a
Cuba y al calvario que allí les aguarda.

Sucedió esta semana con cientos de migrantes cubanos varados en un
pueblo ribereño de Colombia en la frontera con Panamá, un escenario de
emergencia humanitaria. Hacinados en condiciones insalubres, sin
esperanza de un paso seguro, la mayoría optó por acogerse a la
deportación voluntaria. Catorce compatriotas ya habían sido expulsados a
la isla comunista. Inversamente, aquellos menos timoratos ajustaron sus
botas encauchadas para cruzar lodazales, envolvieron maletas con bolsas
plásticas y afilaron machetes. Sin más otro recurso que el coraje, se
adentraron en la espesura de la selva del Darién, a continuar su
escabroso sendero, sin el apoyo de la comunidad internacional.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA manifestó
consternación ante esa "situación de extrema vulnerabilidad", y exhortó
al gobierno de Colombia a identificar las necesidades especiales de
protección de los migrantes antes de acelerar la deportación voluntaria.
Días antes, las autoridades colombianas de inmigración distribuyeron un
panfleto entre los residentes de Turbo, advirtiéndoles que alojar a
personas en situación irregular es un delito. En la Europa de la II
Guerra también fue así: amenazaban a quienes brindaban solidaridad a los
perseguidos.

Perdidos en la selva no solo están aquellos osados isleños, sino también
los gobiernos de las naciones que comprenden este puente geográfico,
desde Ecuador hasta Estados Unidos, incluyendo, ante todo y sobre todo,
al régimen de Cuba. No ha habido un esfuerzo mancomunado y bien definido
entre los hermanos de América por encontrar una salida diplomática
salomónica.

Por otra parte, el éxodo masivo en meses recientes, por vía terrestre o
marítima, es una palpable demostración de que el acercamiento entre
Washington y La Habana no ha cosechado frutos sanos hasta la fecha. Más
bien ha estimulado estas agónicas y riesgosas travesías en el seno de un
pueblo humilde y agotado que teme la derogación de la Ley de Ajuste
Cubano, una reliquia de la Guerra Fría innecesaria para afrontar los
desafíos y las amenazas de hoy.

La negativa a permitir el cruce de fronteras a los cubanos, a partir de
la decisión de Nicaragua el año pasado –que tuvo un devastador efecto
dominó: Costa Rica, Panamá, Colombia–, es inadmisible. Huyen de una
dictadura monoideológica que les obliga a ser adeptos al sistema o los
empuja al ostracismo. Es tan apremiante la necesidad de escapar, que ni
el espinoso recorrido ni los exorbitantes montos cobrados por
traficantes o funcionarios corruptos frenan sus bríos.

Mientras no se presenten las condiciones que posibiliten un cambio
verdadero en la estructura del poder en Cuba, continuará este
desplazamiento, del cual se desprenden problemas sociales y de seguridad
en naciones que regularmente dan origen a la emigración, mas no son su
destino. Una solución requiere de la voluntad concertada de todos los
países involucrados. El conflicto es regional y, por tanto, ha de
resolverse de manera regional. Ya es hora de que los líderes desempeñen
un papel productivo y constructivo. Lo hicieron a comienzos de año para
dar fin a la crisis en la frontera costarricense. Falta calzar aquellas
botas para sortear pantanos y volver a salir de la selva.

Source: Urge una respuesta multilateral a la crisis de los migrantes
cubanos  | El Nuevo Herald -
http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/en-nuestra-opinion/article95152082.html
Post a Comment