Pages

Thursday, August 25, 2016

Sentados sobre bayonetas

Sentados sobre bayonetas, editorial 443
agosto 25, 2016 7:55 am

La Habana, Cuba, Redacción, (PD) Luego de que la ideología cayó por su
propio peso y que todo colapsa en Cuba, desde una ausente e inexistente
economía, el régimen militar totalitario y dinástico del clan Castro
solo dispone de la fuerza y del terror que ejerce para hacerse sostenible.

El control militar absoluto impuso un capitalismo de estado con
etiquetas revolucionarias, aún más cruel que el de los tiempos idos del
marxismo-leninismo. El carácter nazi-fascista del populismo castrista y
su voluntad política de prevalecer se ve fortalecida por la complicidad
patente del gobierno estadounidense y de gobiernos europeos y
latinoamericanos decididos a convivir armónicamente con la barbarie
impuesta para sobrevivir por los Castro y sus servidores internos.

Desde una ingeniería social que se afirma en la más cruel miseria
compartida por todo el pueblo, el Mascastrismo corriente redobla la
violencia y el terror desde el estado para aterrorizar y estrangular
disensiones en una población que ya los rechaza absolutamente.

Desde la más absoluta soberbia, reforzada por acuerdos y complacencias
signadas por empresarios atentos a sus ganancias, el clan Castro usará
la licencia para matar suscrita por cada uno de los que les ha
homologado y han posado hasta el momento en las fotos de familia con
Raúl Castro.

Peligran los opositores, las Damas de Blanco y los periodistas afirmados
en no ceder sus derechos. Esos que luchan de veras, asentados en su
decoro sobre el terreno incierto y movedizo del archipiélago cubano,
peligran.

Quizás por estas razones, algunos como Guillermo Fariñas Hernández y los
que se sumaron a las últimas huelgas de hambre, optaron por este recurso
extremo. Por acá se escucha decir a modo de fundamentación de este
proceder que, "…no se prolonga la vida que no te dejen vivir".

La vida de hoy en Cuba y lo que en Cuba se hace desde las filas de la
oposición que no claudica en el ejercicio pleno de sus derechos, lleva
la marca de un compromiso y una determinación aureolado por la
desesperación presente en esa oposición y en el pueblo del que forma parte.

Por cada chivato de comparsa hay una mayoría que se retuerce desde el
miedo en su rechazo y en la vergüenza que este miedo trae consigo. Pero
este miedo llega atado a otro. Llega con el miedo de los delimitadores
de cada aurora y de cada primavera. Ellos están en la incómoda posición
de alguien sentado sobre bayonetas que sonríe a la cámara y en esta
posición se afana en ocultar, en cuentas secretas, todo el dinero mal
habido acopiado.

Desde charreteras obtenidas como hábiles carteristas en aquellas calles
del recuerdo, en tráfico de drogas, en elaboradas y exitosas estafas, en
provechosos y muy rentables tráficos de influencias, los generales sin
batallas y sus herederos sin gloria ya negocian con sus homólogos de los
Estados Unidos, Europa y América Latina. Esta última, la misma que
sembraron con narcoguerrilleros, secuestradores y terroristas cuando
esto fue rentable.

En concierto armónico con las contrapartidas afines a este empeño,
europeas y de cualquier región geográfica en que encuentren en que
campee la desvergüenza, hoy se desplaza a los obreros cubanos de empleos
a que tienen derecho y de esta forma, promueven por añadidura todo lo
que degrada y mancha.

Promueven la prostitución, hoy más próspera, sostenible que nunca y
extendida en todas sus facetas. Se hizo cotidiana la delación y el
porrismo. Hoy el régimen militar castrista se sienta sobre bayonetas,
anda incómodo y gobierna desde el terror, pero caerá.
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción

Source: Sentados sobre bayonetas, editorial 443 | Primavera Digital -
http://primaveradigital.net/sentados-sobre-bayonetas-editorial-443/
Post a Comment