Pages

Saturday, August 13, 2016

La próxima carta, que sea por el decoro

La próxima carta, que sea por el decoro, editorial 441
agosto 11, 2016 1:50 am

La Habana, Cuba, Redacción, (PD) Veintidós prestigiosos nombres del
exilio cubano se unieron para escribir una carta abierta al presidente
colombiano, Juan Manuel Santos. Cuando la noticia saltó Malecón adentro,
Malecón que felizmente aún no se ha secado, quizás porque no está bajo
la administración y el control de GAE-SA. Por acá pensamos que sería
para bien.

Por acá corrió el rumor, -lamentablemente solo un rumor- de que en esa
carta abierta se pedía al presidente Santos su mediación en
conversaciones con la oposición pacífica interna cubana. En esas
conversaciones, el Señor presidente Santos, al menos tendría el alivio
de compartir, -parte de la mesa- con personas decentes y pacíficas. Al
menos en la oposición pacífica interna cubana, no hay narco traficantes,
secuestradores ni asesinos, así es.

Otros dijeron que fue pedida su mediación para encontrar una vía de
apoyar a los activistas involucrados en las últimas huelgas de hambre.
Huelgas entre las que se cuenta con la participación del premio Sajarov
del euro parlamento, Guillermo Fariñas. Por su estado físico ya muy
depauperado por esfuerzos anteriores de esta índole, quizás se encuentre
en la última milla y esta podría ser su última asonada.

Como la violencia y el terror desde el Estado son moneda corriente de la
actualidad cubana, como el régimen militar castrista golpea mujeres y
activistas pacíficos cada domingo, otros sostenían que la mediación
solicitada al Señor Presidente Santos por tan eximios exponentes,
estaría dirigida a poner fin a tantos abusos y excesos y a apoyar a
nuestras siempre heroicas Damas de Blanco. Pero no fue así.

Se trata de que el gobierno colombiano ya comenzó a deportar hacia Cuba
o hacia Ecuador, de donde proceden a los emigrantes cubanos, atrapados
en Colombia. Se conoce que entre esas personas hay numerosos niños,
ancianos y mujeres desvalidos.

Ellos, como tantos otros, no desean vivir bajo la pesadilla totalitaria
cuyo horror no radica en que sea socialismo ni mucho menos real. Solo,
se trata de una dictadura militar totalitaria dinástica y esto es más
que suficiente. Como expresa la carta de los prestigiosos exiliados, los
migrantes, como cada cubano dentro de Cuba, saben exactamente el horror
de este sistema y optaron como tantos, antes, ahora y después por huir.
Solo que no se afirmaron por hacer algo más digno que votar con los pies
y entonces, huyeron. No por falta de otras opciones, sino porque esta
fue ciertamente la más fácil.

Un cubano prominente que hoy no se encuentra físicamente entre nosotros,
dijo con el gracejo propio de nuestra tierra hoy yerma, que "…no se
trata de espantar la mula sino de tumbar al caballo". Entonces, no se
trata de facilitar la fantasía recurrente del castrismo de los éxodos
masivos, con o sin pies secos o mojados, se trata solo de poner fin a la
pesadilla. Con el esfuerzo de todos, es posible.

La prioridad para todos los cubanos debe ser cambiar el país y no huir
del país. La represión, el abuso y el irrespeto a los derechos de todos
los cubanos tienen que terminar. Esto ha de ser denunciado y combatido
desde cada foro en que haya al menos un cubano con decencia. La
prioridad debe ser poner fin a la represión del actuar político
ciudadano independiente, a la represión a la manifestación pacífica en
las calles.

La salida estratégica del régimen militar para descompresionar y aliviar
las tensiones sociales generadas por la inviabilidad de su gestión, ha
sido el éxodo o los éxodos masivos. Entonces esta salida debe ser
bloqueada para el régimen castrista. Cada esfuerzo que se haga debe ser
hecho en apoyo y sufragio por los que en Cuba luchan por su derecho a
ser honrados, a pensar y hablar sin hipocresía. Por esos que salvan con
su decoro, el de todos.

Esperemos que entre los migrantes no haya alguno o algunos, que se hayan
convertido en tales, luego de por acá arrollar con chivatos en alguna
comparsa. Que no haya algún servidor del régimen que le haya apoyado en
algún mitin de repudio.

Bueno es aclarar que quien interrumpe las ansias de libertad de todos
los cubanos es Raúl Castro y no el presidente Juan Manuel Santos. El
carcelero en jefe y la persona que troncha sueños en Cuba, es Raúl
Castro, jamás el Sr. Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Entonces, con mente positiva esperemos por la próxima carta que sea una
que convoque a la solidaridad con los que luchan. Que convoque al
diálogo con la oposición pacífica interna, en fin, la próxima carta, que
sea por el decoro.
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción

Véase: Carta abierta al presidente Juan Manuel Santos; Infolatam; Miami,
1 agosto 2016
http://primaveradigital.net/wp-content/uploads/2016/08/441_carta-abierta.pdf

Source: La próxima carta, que sea por el decoro, editorial 441 |
Primavera Digital -
http://primaveradigital.net/la-proxima-carta-que-sea-por-el-decoro-editorial-441/
Post a Comment