Pages

Friday, August 12, 2016

Domingo represivo desde la acera

Domingo represivo desde la acera
agosto 11, 2016 3:36 am

Lawton, La Habana, Ana Torricella, (PD) Vimos la primera patrulla
semanal el viernes 5 de agosto antes del mediodía. Seguramente había
muchas más. No bastándole a los órganos represivos con las cámaras
policiales y los chivatones de barrio, apostaron sus carros operativos
de vigilancia en las calles aledañas a la sede del Movimiento Damas de
Blanco más temprano esta semana.
Se ha hecho costumbre cada fin de semana en la barriada de Lawton donde
habito, la presencia desagradable de autos patrulla con policías y
uniformados del Ministerio del Interior (MININT). Personas ajenas al
barrio, deambulan o se sientan en las esquinas como si no tuvieran algo
mejor que hacer con su tiempo. Los oficiales vestidos de civil, con sus
motos marca Suzuki, parecen multiplicarse.

La asonada represiva de las tardes dominicales cuenta con hombres y
mujeres convocados en sus centros de trabajo, en su mayoría trasladados
en ómnibus del transporte urbano para los que no faltará el combustible.

Entre estos destaca un grupo, el más pequeño, apostado más cerca de la
sede. Son los lanzadores de ofensas y consignas, los portadores de
pancartas en pértigas que en el momento de las detenciones, intentarán
cubrir o romper las cámaras de las ventanas de la sede, para que no
quede constancia gráfica del atropello al derecho ciudadano. Este grupo
más que otros, siempre cuenta con uno o varios oficiales de la policía
Seguridad del Estado (DSE) que merodea o habla con algunos de ellos.

Más atrás, otra parte de los trabajadores convocados, más o menos
callados, merman progresivamente.

La presencia minoritaria y en muchos casos silenciosa de vecinos del
área resulta muestra significativa del sentir de la población. Nunca
falta entre ellos algunos vociferantes entusiastas etiquetados
tradicionalmente en el barrio como "chivatones". También hay quienes
siempre se han dedicado a actividades ilegales que se ven obligados a
responder al llamado del Partido Comunista para evitarse contratiempos.

Es lamentable la presencia de niños. Unos con sus familiares, otros
solos y algunos con el total desconocimiento de sus padres, asisten a lo
que para ellos representa el entretenimiento semanal. Son instruidos por
una "compañera" del PCC. Reciben banderitas. Pasan horas sentados en el
contén antes que comience el momento del griterío, los letreros y las
detenciones.

Varios alcohólicos, botella en mano, participan. Convierten este
reprobable acto represivo en su carnaval personal.

Cada domingo las Damas de Blanco y los activistas opositores salen a la
calle frente a su sede. Gritan sus reclamos ciudadanos a la vista de los
presentes. Semanalmente son detenidas, violentamente muchas de ellas,
mientras con un cartel de tela roja los "satélites" de los represores
tratan de ocultar las golpizas de las cámaras.

Al terminar la función, unos pocos arrollan en la conga estridente con
que cierra el circo represivo. Algunos con el disfrute que les produce
el baile y la bulla, otros simulan alegría, aunque toda su vida hayan
detestado las congas y no sepan bailar.

El domingo 31 de julio acompañaban a las Damas de Blanco, Antonio
Rodiles, Claudio Fuentes y Lázaro Yuri Valle Roca. En vez de la música
ensordecedora y de mal gusto repetida domingo tras domingo, hubo un
orador que a voz en cuello, lanzó denuestos contra las Damas de Blanco y
los activistas presentes en la sede. Estos colocaron su equipo de
sonido, y micrófono en mano, expusieron derechos ciudadanos, razones, e
hicieron reclamos al gobierno.

Mientras Antonio Rodiles, Ángel Moya, Berta Soler y otras Damas de
Blanco hablaban, el orador del camión no cesaba de vociferar y el grupo
de los escandalosos no paraba de gritar sus consignas. Pero a pesar del
esfuerzo, siempre hubo quienes escucharon con atención cada palabra
expresada por los opositores.

Llamó la poderosamente atención de la población que Antonio Rodiles
pidió que le permitieran a un grupo de opositores debatir en televisión,
en el programa Mesa Redonda, con los oficialistas que el gobierno
escoja. Durante esta semana se ha escuchado en distintas voces por el
barrio un esperanzador y preocupante: ¿Y por qué no?
anatorricella@gmail.com; Ana Torricella

Source: Domingo represivo desde la acera | Primavera Digital -
http://primaveradigital.net/domingo-represivo-desde-la-acera/
Post a Comment