Pages

Tuesday, August 09, 2016

Desbandada hacia la selva

Desbandada hacia la selva
JUAN ARTURO GÓMEZ TOBÓN | Turbo | 9 de Agosto de 2016 - 00:50 CEST.

"Este barco se hundió, aquí no queda más que coger la selva", murmura
Kely Álvarez mientras empaca un biberón, pañales y la poca leche en
polvo que aún le queda. Ella, junto con su madre Juana Torres, de 58
años, y sus dos pequeños hijos, Keiler de ocho y Samuel de seis meses,
hacen parte de los cerca de 800 cubanos que aún quedan varados en Turbo.

Cuando Juana Torres llegó a las 4:00 de la madrugada a Migración
Colombia en Turbo, se encontró ya con una fila de 40 personas. Este
lunes 8 de agosto cuando se abrieron las rejas de la oficina para
expedición del salvoconducto, todo era un caos. Cerca de 400 cubanos se
agolpaban en la entrada a la espera de la única opción que les daba el
Gobierno de Colombia: un documento de dos hojas con su firma y huella,
donde ellos aceptan la deportación voluntaria.

Daniel Rojas* fue el primer cubano en recibir su pase para continuar. De
regreso al albergue, Rojas le relató a DDC cómo se escapó de los coyotes
(traficantes de personas) la noche del 7 agosto.

"Desde la deportación de los 14 cubanos por parte de Colombia, los
migrantes nos volvimos carne fresca para los leones. Desde ese momento,
por el albergue rondan personajes que por 700 dólares te prometen
llevarte por agua en dos días a la Carretera Panamericana en Panamá. Yo
caí en sus redes".

"La noche del 6 de agosto salí con dos cubanos y 14 africanos en un
pequeño carro para Necoclí; allá nos metieron en una choza a la orilla
del mar. Supuestamente esa misma noche sería el viaje, pero siempre
estábamos vigilados por dos jóvenes que no nos dejaban salir del
cuartucho, estábamos prácticamente secuestrados. A mí me empezó a coger
la zozobra y consulté a mis Orishas, ellos me dijeron que todo era un
engaño, que virará para Turbo. En un descuido en la noche de ayer, me
les escapé y me vine a amanecer en la oficina de Migración para
solicitar el permiso y continuar. Mis compañeros no le creyeron al
oráculo, allá quedaron, no sé nada de ellos".

En la "Calle 8 de Miami" y "Versailles", nombres que le dieron los
cubanos a los dos grupos de pequeños cambuchos de plástico que se
encuentran en lotes facilitados por los habitantes del barrio obrero de
Turbo, un niño colombiano de escasos nueve años reparte entre los
cubanos una tarjeta que dice: "Tour turístico, transporte fluvial y
terrestre hacia Panamá, desde Venezuela, Brasil, Perú, Ecuador y
Panamá". Además se dan los datos de contacto.

DIARIO DE CUBA habló con Kely Álvarez. Su mirada perdida, el incesante
movimiento descoordinado de sus manos denotan desespero, sentimiento que
la obliga a aferrarse a cualquier esperanza.

¿Ya contactó a algún coyote para internarse en la selva?

No, seguiré a todos. Cuando lleguemos a Capurganá cogeremos un barco
hacia Puerto Obaldía, allá nos recibirá el Presidente de Panamá y nos
ayudará.

¿Ya tienen un comunicado oficial del Gobierno panameño?

No, es un rumor que desde ayer anda por acá, es la única esperanza que
tenemos.

Pero si el paso por Panamá está cerrado, ¿cómo harán para ingresar entonces?

Pues, tocó coger la selva. Que sea lo que Dios quiera.

Cifras

Según los datos entregados por el administrador del Muelle de Pasajeros
el Waffe, en Turbo, Fabricio Marín, entre el 7 y 8 de agosto embarcaron
con destino a Capurganá 283 cubanos y se han vendido cerca de 300
tickets para este 9 de agosto.

Marín hace hincapié en que "la salida masiva de migrantes" será este martes.

Información suministrada por una fuente de Migración Colombia de Turbo
indica que hasta el 7 de agosto se han expedido 1.050 salvoconductos a
ciudadanos cubanos y otros 223 hicieron la solicitud este lunes.

Sobre si Migración sabe cuál es el destino de estas personas, la fuente
señala: "Los cupos para viajar a Capurganá están agotados, todos los
tickets hasta el miércoles 10 de agosto fueron vendidos… Si se reúne un
grupo de 20 a 25, hay disponibilidad de un vuelo hasta Bogotá. Si
quieren regresar de tres o cuatro se les dará ticket terrestre hasta
Bogotá, donde los recoge un vehículo de Migración Colombia hasta el
aeropuerto. Allí el ticket de retorno a Cuba corre por cuenta de los
isleños".

*Nombre cambiado por solicitud de la fuente.

Source: Desbandada hacia la selva | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1470696634_24466.html
Post a Comment