Pages

Monday, August 08, 2016

Deportaciones desde Colombia: Paso cerrado para los cubanos

Deportaciones desde Colombia: Paso cerrado para los cubanos
Posted on 7 agosto, 2016
Por Wilfredo Cancio Isla

La deportación de 14 cubanos desde la ciudad fronteriza de Turbo, Colombia, suma otro capítulo de la nueva en el tratamiento migratorio a los nacionales que salen de la isla, legal o ilegalmente, para buscar una ruta hacia Estados Unidos.

“En horas de la tarde del día de hoy, 6 de agosto de 2016, fueron deportados a nuestro país 14 ciudadanos cubanos que se encontraban de manera ilegal en territorio colombiano. El traslado se realizó en un vuelo de la fuerza aérea de Colombia, respondiendo a una solicitud del gobierno de ese país y con estricto apego a lo establecido en la legislación de ambos países y en las normas internacionales vigentes para ese tipo de situación”, indicó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) de Cuba.

Se trata del primer grupo de cubanos repatriados por decisión coordinada entre los gobiernos de Colombia y Cuba. Las autoridades colombianas advirtieron a los refugiados en Turbo que procederían a sacarlos de allí y apelaron a que los cubanos optaran por pedir un salvoconducto de tránsito hacia otro país por sus propios medios o regresar a la isla.

Sala de espera

Los cubanos estaban detenidos en una sala especial de Migración Colombia en Bogotá hasta que se procediera a la devolución. El viaje se produjo en un avión que salió desde el Comando Aéreo de Transporte Militar (CATAM) rumbo a La Habana.  En el almacén de Turbo se habían registrado 1,273 personas, entre ellas 260 menores hasta el pasado 28 de julio. Sin embargo, los cálculos de la Alcaldía de Turbo sitúan en unos 3,100 la cifra de inmigrantes cubanos en tránsito por el lugar.

Salvando las precisiones de fecha y país de procedencia, el comunicado del MINREX es una copia al calco de la nota que publicara el gobierno cubano para dar a conocer el proceso de deportación iniciado los días 9 y 11 de julio contra 75 cubanos varados en Ecuador.  No es casual ni el lenguaje ni la formulación del comunicado, porque forma parte de la misma estrategia puesta en práctica en la nueva era del cierre de fronteras y cruces para los cubanos.

Este es un capítulo que da continuidad al proceso de internacionalización de la batalla de Cuba contra la política migratoria de Estados Unidos, en momentos en que la Casa Blanca parece decidida a tomar decisiones tras bambalinas, en concertación con los países centroamericanos, para tratar de parar el flujo migratorio cubano. Una avalancha que presiona sobre la región y termina succionando las arcas federales de manera galopante.

Cifras demoledoras

Pongamos estas cifras en perspectiva a partir de hechos puntuales. Los números no pueden ser más demoledores, Desde que se produjo el 17-D y los temores no inundados de que la Ley de Ajuste Cubano podría ser al menos reevaluada, 84,468 cubanos han entrado por puntos fronterizos de Estados Unidos de manera irregular y otros 10,248 lo han intentado por vía marítima. Si añadimos esas estadísticas a los que lo hicieron tras la reforma migratoria de enero del 2013, el total por ambas vías se monta en los 122,145 cubanos, algo que no ha pasado por debajo de la mesa de los sesudos analistas del presidente Barack Obama ni de los congresistas interesados en parar la estampida.

Por supuesto, como sucedió con la crisis de Costa Rica en noviembre y con posterioridad con el revuelo de los varados en Ecuador, el gobierno cubano aprovechó para inyectar su cuota de movilización propagandística, que es el objetivo real de esta decisión de recibir por primera vez a sus nacionales desperdigados por Centro y Suramérica.

Según la declaración cubana, los inmigrantes varados en Colombia se han convertido en “víctimas de traficantes y de bandas delincuenciales que operan en la región”. Obviamente, ninguna mención a la responsabilidad del régimen cubano en cuanto a la carencia de oportunidades y vías de sobrevivencia que la sociedad cubana ofrece a su gente.

Y, nuevamente, los ataques más contundentes del gobierno de Raúl Castro se enfocan contra Washington, que “estimula una emigración ilegal e insegura, a través de la Ley de Ajuste Cubano, la política de pies secos-pies mojados, y del Programa de Parole para profesionales médicos cubanos”.

Artillería de propaganda

Esos tres puntos de la política estadounidense hacia Cuba son reiterativos en todas declaraciones, comunicados y reportes oficiales sobre el tema migratorio que Cuba viene haciendo desde que se reanudaron las relaciones diplomáticas, aunque en esencia, el asunto que más le preocupa a La Habana es el programa para médicos desertores, pues representa recursos desperdiciados y menos ingresos para la principal fuente de sustento financiero de la isla, que son los servicios prestados en el exterior: $8,200 millones anuales.

El inicio de las deportaciones desde Colombia deja claro el nuevo escenario para la emigración ilegal cubana hacia Estados Unidos. Aunque por razones de alta política se mantenga intocable la Ley de Ajuste Cubano, la estrategia de puertas abiertas y fronteras permeables está cambiando a pasos apurados para los refugiados de la isla, cada vez menos refugiados y más emigrados económicos, según nos recuerdan ellos mismos con sus propias palabras, noticiero tras noticiero, tras su arribo a territorio estadounidense.

Además de los esfuerzos emprendidos por Washington en su diplomacia silenciosa -y no tan silenciosa- en América Latina, el gobierno cubano viene también posicionándose ante esta nueva situación de cara al hemisferio. Si revisamos notas oficiales recientes,  en los últimos dos años el gobierno cubano ha desplegado una activa relación diplomática  para conveniar pactos y memorandos en materia migratoria con varios países de la región, desde México, Bahamas y Ecuador  hasta Guyana, lo que deja establecido un protocolo tanto para respuestas estratégicas como para acciones de emergencia.

El círculo se está cerrando tanto por tierra como por mar y es hora de que los cubanos encaren la realidad de que su tiempo de privilegios migratorios está llegando a su fin.

NOTA DE PRENSA DE LA DIRECCIÓN DE ASUNTOS CONSULARES Y DE CUBANOS RESIDENTES EN EL EXTERIOR DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES DE CUBA

En horas de la tarde del día de hoy, 6 de agosto de 2016, fueron deportados a nuestro país 14 ciudadanos cubanos que se encontraban de manera ilegal en territorio colombiano. El traslado se realizó en un vuelo de la fuerza aérea de Colombia, respondiendo a una solicitud del gobierno de ese país y con estricto apego a lo establecido en la legislación de ambos países y en las normas internacionales vigentes para ese tipo de situación.

Una vez que fueron recibidos en Cuba, se les realizó el control sanitario internacional establecido, y están siendo trasladados a sus provincias de residencia.

Esas personas salieron de Cuba legalmente hacia diferentes países de América Latina y el Caribe, cumpliendo los requisitos establecidos por las regulaciones migratorias cubanas. En el intento de llegar a territorio norteamericano se han convertido en víctimas de traficantes y de bandas delincuenciales que operan en la región.

La Dirección de Asuntos Consulares y de Cubanos Residentes en el Exterior reitera que estos ciudadanos son víctimas de la politización del tema migratorio por parte del gobierno de los Estados Unidos, el cual estimula una emigración ilegal e insegura, a través de la Ley de Ajuste Cubano, la política de «pies secos-pies mojados», y del «Programa de Parole para profesionales médicos cubanos»; confiriendo a estos un tratamiento diferenciado y único en el mundo, al admitirlos de forma inmediata y automática, sin importar las vías y medios que utilizan, incluso si llegan de manera ilegal a su territorio; contrastando con el tratamiento que reciben emigrantes de otros países latinoamericanos los cuales son rechazados.

Esa política constituye una violación de la letra y el espíritu de los Acuerdos Migratorios entre Cuba y los EE.UU., mediante los cuales ambos gobiernos asumieron la obligación de garantizar una emigración legal, segura y ordenada. De igual forma es incongruente con el actual contexto bilateral, obstaculizando la normalización de las relaciones migratorias entre Cuba y los Estados Unidos y creando problemas a otros países.

La Dirección de Asuntos Consulares y de Cubanos Residentes en el Exterior ratifica que los ciudadanos cubanos que hayan salido legalmente del país y cumplan con la legislación migratoria vigente tienen derecho a retornar a Cuba y reafirma el compromiso de su gobierno con una emigración legal, segura y ordenada.

La Habana, 6 de agosto de 2016.

Source: Deportaciones desde Colombia: Paso cerrado para los cubanos - Cafe Fuerte - http://cafefuerte.com/cuba/29564-deportaciones-desde-colombia-paso-cerrado-los-cubanos/
Post a Comment